Gobernador de Sinaloa pide no caer en alarma ante repunte de Covid

·2  min de lectura

CULIACÁN, Sin., junio 6 (EL UNIVERSAL).- El gobernador de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, pidió que no cunda la alarma ni se genere miedo en la población por lo que se considera una quinta ola de contagios de Covid-19, cuya tasa de contagios activos en el estado se elevó a mil 900 casos.

Puntualizó que la vacunación generalizada entre la población ha reducido las consecuencias de gravedad en los pacientes, por lo que instó a no generar alarma entre la población por ese nuevo repunte en los contagios.

Durante su tradicional conferencia semanal externó que no desea que esta nueva quinta ola genere miedo entre la población, puesto que pese a la alza en los casos positivos, no se tienen problemas de requerimientos hospitalarios.

Para hablar sobre este tema específico, el secretario de Salud del Estado, Cuitláhuac González Galindo, explicó que en las últimas cinco semanas se observa un aumento en los casos positivos de Covid-19, por lo que se requiere fortalecer las normas sanitarias como es el uso de cubrebocas, lavado de manos con gel antibacterial y mantener la sana distancia.

Destacó que se vayan a establecer medidas sanitarias drásticas con esta virtual quinta ola de contagios, puesto que por fortuna, pese a la propagación del virus, no se tiene como en el pasado, características de pacientes graves que requirieron asistencia hospitalaria.

El funcionario estatal manifestó que se continua con el programa de vacunación de adolecentes de doce a catorce años y mayores de 18 que no han recibido la primera o segunda dosis de la vacuna, a fin de inmunizarlos y reducir los riesgos de complicaciones, en caso de resultar contagiados.

Por su parte, la secretaria de Educación Pública y Cultura del Estado, Graciela Domínguez Nava, dio a conocer que a partir de este lunes se puso en práctica nuevas normas sanitarias en planteles educativos, para privilegiar las clases presenciales.

Comentó que sólo se cerrará un salón de clases por espacio de diez días y será sanitizado si al menos un alumno resulta contagiado y una prueba de laboratorio certifica que es positivo.

Las escuelas sólo van a suspender clases totales por espacio de diez días si por lo menos en la mitad de los salones se presenta un alumno contagiado, por lo que los protocolos sanitarios son más rígidos, indicó.

Dijo que se recomienda que los hogares sean el primer filtro en caso que los padres detecten a sus hijos con fiebre, escurrimiento nasal y otras molestias deben llevarlos a consulta médica para que haya un diagnóstico médico adecuado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.