Gobernador de Georgia critica boicot contra empresas por reforma electoral

Agencia EFE

Atlanta (GA), 20 abr (EFE News).- El gobernador de Georgia, Brian Kemp, criticó este martes los esfuerzos de un grupo de líderes religiosos que convocaron a un boicot contra Home Depot por “su silencio e indiferencia” en torno a la polémica reforma a la ley electoral del estado aprobada el mes pasado por la legislatura controlada por los republicanos.

“Esta locura tiene que parar”, dijo Kemp en una rueda de prensa celebrada poco después de que se anunciara la medida de presión contra la mayor cadena de tiendas de bricolaje y reformas del hogar del mundo, que tiene sede en Georgia.

El grupo de líderes religiosos, que asegura representar más de mil congregaciones de Georgia, dijo que convocó el boicot luego de que Home Depot se rehusara a asistir a una reunión con ellos y por no pronunciarse públicamente sobre la nueva ley electoral que -afirman- restringe el voto de las comunidades de color.

“Esto no se trata de la ley electoral de Georgia; esto es acerca de un movimiento a nivel nacional para nacionalizar las elecciones, para asumir el control inconstitucional de las elecciones estatales”, dijo Kemp, que nombró como una de las responsables a Stacey Abrams, excandidata a la gobernación por el Partido Demócrata y una de las artífices del triunfo del hoy presidente Joe Biden en Georgia.

El gobernador republicano defendió la reforma electoral que él promulgó el mes pasado al señalar que “hace más fácil votar y más difícil hacer trampa”, y sostuvo que quienes la critican solo tienen una “motivación política”.

“Alguien está mintiendo acerca de esta ley y no soy yo”, expresó.

Los líderes religiosos que convocaron al boicot este martes dijeron que la legislación SB 202 “está basada en las grandes mentiras” del expresidente Donald Trump “de que la elección (de 2020) fue robada” y que suprime el voto de las personas de comunidades de color y representa una amenaza para la democracia.

La ley, que enfrenta varias demandas en los tribunales, impone nuevas restricciones al voto, como el requisito de mostrar una identificación oficial con foto para poder sufragar por correo, y limita los sitios donde se pueden colocar buzones para depositar las llamadas boletas ausentes, así como también el horario de acceso a las mismas.

También concede al estado poderes para asumir el control de los comicios locales si lo considera necesario y prohíbe a terceros proveer agua o alimentos a los votantes en fila para sufragar.

“Después de que los líderes religiosos amenazaron con un boicot, varias corporaciones que aplaudieron la legislación revirtieron su posición y se pronunciaron en contra de la medida. Nosotros celebramos a compañías como Coca-Cola, Delta y otras, que se pronunciaron en contra y estamos agradecidos de tenerlos como socios en esta lucha”, dijeron los religiosos, en su mayoría afroamericanos, en una rueda de prensa.

El grupo sostuvo que Home Depot los “ignoró” y por ello no les quedó más remedio que convocar al boicot, que podrían extender a otras empresas de Georgia con la que esperan conversar esta semana para tomar una decisión final.

(c) Agencia EFE