El gobernador de Arizona urge a Biden a declarar emergencia en la frontera

Agencia EFE
·4  min de lectura

Tucson (AZ), 21 abr (EFE News).- El gobernador de Arizona, Doug Ducey, hizo hoy miércoles un llamado al presidente Jode Biden para que declare un estado de emergencia en la frontera ante el incremento del flujo de familias migrantes y menores no acompañados, y aseguró que se debe continuar la construcción del muro fronterizo en lugares donde quedaron brechas abiertas.

El republicano visitó hoy la región fronteriza de Yuma, donde se reunió con representantes de la Patrulla Fronteriza y agencias locales del orden, quienes le informaron sobre la situación en la frontera.

La visita se da un día después que Ducey declara estado de emergencia en seis condados, ordenando el envío de 250 soldados de la Guardia Nacional a la frontera con México.

“Estamos hoy aquí en un punto que muestra la incompetencia que estamos viendo de Washington D.C., una frontera abierta, donde los cárteles y traficantes de humanos pueden cruzar libremente”, dijo Ducey durante una conferencia de prensa frente al muro fronterizo en Yuma.

Aseguró que la Patrulla Fronteriza se encuentra rebasada, enfatizando que los agentes en algunos casos tienen que ocuparse de “cambiar pañales” y “preparar leche en polvo” en vez de hacer su trabajo de patrullar la frontera.

En su opinión el presidente Biden debe de declarar cuanto antes un estado de emergencia en la frontera y utilizar todos los recursos disponibles para enfrentar la crisis migratoria.

“Son los cárteles los únicos que se están beneficiando” de la situación, enfatizó el gobernador.

La movilización de las tropas tendrá un costo inicial de 25 millones de dólares, el cual será cubierto completamente por el estado.

La Guardia Nacional primero se concentrará en Yuma, pero será enviada a donde se requiera a lo largo de la frontera por el tiempo que sea necesario.

Los soldados ayudarán con el cuidado médico en centros de detención, y analizarán imágenes de satélite para conocer las tendencias migratorias y los corredores utilizados por los traficantes de humanos y de drogas.

Su principal papel será de “apoyo administrativo” para poder liberar más agentes y que estos puedan seguir patrullando.

Aunque en Arizona las cifras de detenciones aún no llegan a los niveles reportados en Texas, en los últimos meses se ha registrado un considerable incremento en el número de detenciones de migrantes.

Desde el inicio del presente año fiscal 2021, que comenzó el pasado 1 de octubre, y hasta finales de marzo, el arresto de inmigrantes indocumentados se ha incrementado cerca de 130 % en el Sector Tucson de la Patrulla Fronteriza, el cual cubre 90 % de la frontera de Arizona.

Mientras que en el Sector Yuma, el cual también cubre parte de la frontera de Arizona, las detenciones se han incrementado 367 % durante el mismo periodo.

Solamente en el Sector Tucson han sido detenidos 80.143 migrantes, por 21.544 arrestos en el Sector Yuma.

Por su parte, el acalde de Yuma, Douglas Nicholls, dijo en la misma conferencia de prensa que hasta la fecha cerca de 3.000 migrantes han sido liberados en las calles de esa ciudad, los cuales “afortunadamente” han sido asistidos por grupos humanitarios que los han transportado a albergues.

Esta no es la primera vez que Arizona envía a la Guardia Nacional a la frontera. Hace dos años los soldados también asistieron a la Patrulla Fronteriza en la frontera durante la Administración del hoy expresidente Donald Trump.

De acuerdo con cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) solamente durante marzo pasado fueron detenidos más de 170.000 migrantes en la frontera con México. De ellos, casi 19.000 fueron de niños no acompañados, más de cuatro veces la cantidad de menores detenidos en marzo de 2020.

Ducey, quien aseguró apoyar una reforma migratoria, arremetió nuevamente contra la Administración Biden asegurando que, al revertir las políticas migratorias de Trump, ha causado la actual crisis migratoria en la frontera.

En su opinión, la Administración federal está enviando constantemente mensajes “mixtos” y no toma la responsabilidad de asistir a las comunidades y gobiernos locales que están enfrentando las consecuencias y temen por la seguridad de sus residentes.

“Necesitamos la ayuda del Gobierno federal. Sin embargo, si la Administración Biden no actúa, Arizona lo hará en su lugar”, aseguró Ducey.

La presencia de la Guardia Nacional en la frontera de Arizona se suma al despliegue de 500 miembros de la Guardia Nacional que el gobernador de Texas, el también republicano Greg Abbott, envió a la frontera el mes pasado.

(c) Agencia EFE