GN no va a ayudar a resolver el problema: líder sindicato del STC

CIUDAD DE MÉXICO, enero 13 (EL UNIVERSAL).- El líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo (STC), Fernando Espino, dijo que respetan la decisión de los gobiernos federal y local de desplegar a la Guardia Nacional (GN) en el Metro, aunque indicó que las fallas registradas continuarán porque es un asunto técnico, que requiere de mantenimiento especializado.

"Las fallas que se han dado últimamente son fallas típicas de falta de mantenimiento. Esto es un mantenimiento especializado. Yo no creo que la presencia de la Guardia Nacional nos vaya a ayudar mucho a resolver esta problemática. Vamos a seguir exactamente igual. Lo que debemos de hacer es sentarnos, revisar el presupuesto, revisar las compras, revisar lo que tenemos, lo que nos falta y ponernos a trabajar", aseguró en entrevista con EL UNIVERSAL.

Confió en que con la llegada de los elementos de la GN "las autoridades federales y locales se den cuenta de que es un asunto meramente técnico. Nunca actuaremos en contra de nuestro centro de trabajo. Nunca lo hemos hecho en 53 años, ¿por qué lo vamos a hacer ahorita? Nosotros estamos fuera de toda cuestión política".

Espino indicó que no son necesarios más elementos de seguridad dentro de las instalaciones del Metro, pues en más de 50 años no se han registrado acontecimientos derivados por falta de seguridad, por lo que se sienten sorprendidos por esta medida, aunque sí se le notificó sobre la misma.

"Los trabajadores están tranquilos, la representación por consiguiente, pero desde nuestro punto de vista, no es necesaria más seguridad en el Metro, contamos con los elementos necesarios. (...) Aquí es 100% técnico. No contamos con los materiales, equipos y herramientas necesarios para dar mantenimiento a los trenes, y a los equipos instalados; esa es la realidad, no hay más", insistió Espino.

El líder del sindicato mencionó que con la llegada de la Guardia Nacional "pudiera haber muchos riesgos más que soluciones, por los mandos. ¿Quién va a tomar el mando?, ¿el gobierno federal o local? Va a haber una confusión. Ahora, con el personal operativo ¿podemos bajar a vías, no podemos bajar a vías?, ¿podemos reparar, seguir realizando nuestras actividades, no podemos? No sabemos los alcances, ni cuántos días. Esto no resuelve nada, va a seguir exactamente igual, no por la presencia de los federales se van terminar de tajo todas las anomalías", concluyó.