Gloria Trevi, a más de 18 años de salir de prisión

CIUDAD DE MÉXICO, enero 1 (EL UNIVERSAL).- A inicios de los años 2000 uno de los mayores escándalos del espectáculo estalló, Gloria Trevi era detenida en Brasil y trasladada a prisión junto a su entonces representante y pareja Sergio Andrade. Ambos fueron acusados de secuestro y corrupción infantil, luego de que varias jovencitas denunciaran haber vivido cualquier cantidad de abusos por parte de Andrade, quien presuntamente utilizaba a la cantante para poder acercarse a ellas, prometiéndoles fama y fortuna.

Así nació el Clan Trevi-Andrade, un capítulo muy oscuro y doloroso en la vida de la intérprete de "Vestida de azúcar", que a pesar de los años y la resolución de las autoridades, no ha dejado de acecharla, haciendo que muchos se pregunten si en realidad víctima o victimaria.

"La Trevi" saltó a la fama en los 80, gracias a un concurso para ser la doble de "Chispita", pero su aparición en la pantalla chica no sólo fue el inicio de su carrera, también la puso en la mira de Andrade, el hombre que le cambiaría la vida. En 1989 lanzó su primer disco bajo la producción de Sergio y dos años más tarde, el éxito le sonrió con su segundo material titulado "Tu ángel de la guarda", del que se desprendieron temas como "Pelo suelto” y “Agárrate”.

El primer indicio de que algo no estaba bien con el representante de Gloria debió haber sido su matrimonio con Mary Boquitas, con quien la artista trabajó en el grupo Boquitas pintadas, y con quien él se casó cuando ella apenas tenía 15 años. Posteriormente, Andrade conoció a Aline Hernández, de entonces 13 años, la enamoró y cuando cumplió 15, se casó con ella.

La historia del Clan

Se dice que las primeras víctimas de Sergio Andrade fueron Gloria, Maria Raquenel y Aline, pues ellas habrían conocido, antes que nadie de los maltratos y abusos de los que era capaz. Con ellas habría dado inicio el llamado "Clan Trevi-Andrade".

Nombres como los de Sonia Ríos, Karina Yapor, Marlene Calderón, las hermanas Karla y Karola De La Cuesta, Tamara Zuñiga, Liliana Regueiro, Katia de la Cuesta y Wendy Castelo se unieron al caso, pero todo estalló cuando, en 1997, Aline publicó el libro "La gloria por el infierno", donde relató el infierno que vivió al lado del productor y lo que pasaba en realidad son su exesposo, a quien acusó de violentar sexual, física, psicológica y emocionalmente a las niñas que reclutaba,

En el 2000, tras varias denuncias de los padres, Sergio y Gloria, junto a Mary Boquitas, fueron localizados y encarcelados en Brasil. Posteriormente las autoridades mexicanas lograron extraditarlos y sentenciarlos a prisión en el estado de Chihuahua. Andrade cumplió una sentencia de siete años y diez meses, mientras que Boquitas pasó ocho meses tras las rejas. En el caso de Trevi, en 2004 fue absuelta de todos los cargos y puesta en total libertad.

¿Víctma o victmaria?

Gloria pudo recuperarse y recuperar su carrera artística, pero la sombra de lo que vivió parece no quedar atrás. Durante la tercera edición de los Latin American Music Awards, en 2018 y como muy pocas veces lo hizo, "La Trevi" tomó el micrófono para agradecer a sus fans y compartir su historia de su propia voz, con el mundo entero.

En ese entonces, Gloria llamó a Sergio su abusador y negó haber sido su cómplice, por el contrario, reveló que durante 17 años ella también sufrió varios abusos: "Mi abusador hoy por hoy está libre y él no sólo me hizo daño a mí, sino a muchas otras jóvenes, y muy probablemente lo siga haciendo. Yo no fui su cómplice, yo tenía 15 años cuando conocí al gran productor, que inmediatamente buscó convertirse en un espejismo del amor y se hizo pasar por mi única oportunidad de alcanzar mis sueños, para poco a poco comenzar a desgarrarme. Tenía yo 15 años cuando empecé a vivir con manipulaciones, golpes, gritos, abusos, castigos, y fueron 17 años de humillaciones", dijo.

Pero para muchos, las palabras de la artista son sólo eso, palabras bonitas, pues no creen en su inocencia, incluso, hoy por hoy sigue siendo juzgada públicamente por personas que vivieron desde dentro lo que pasó y algunas otras figuras que conocen las versiones de las víctimas.

Entre sus detractores se encuentran Valentina, hija de Sergio Andrade y Karla De La Cuesta, quien ha asegurado frente a los medios que Gloria no es la víctima de este caso: "No lo fue, de alguna y otra forma fue tergiversada una víctima, no te exime a ti de lo que has hecho", dijo al extinto programa "Suelta la sopa".

Lo que sí es cierto es que, hasta ahora, este capítulo en la historia del espectáculo mexicano sigue dividiendo opiniones, causando debates y discusiones en redes sociales.