Gloria y Jorge, un amor más allá del cine

CIUDAD DE MÉXICO, febrero 14 (EL UNIVERSAL).- Gloria Marín y Jorge Negrete se amaron intensamente en el cine y en la vida real, el galán de la Época de Oro le dedicó a Gloria las más bellas serenatas y protagonizó con ella los besos más apasionados y dulces a lo largo de 11 películas y durante la década en la que vivieron juntos.

No había ninguna otra pareja que gustara más en la pantalla grande. Gloria y Jorge saborearon la miel del amor, que en varias ocasiones los llevó al altar; les tocó padecer los celos, llorar la separación y luchar para estar juntos, siempre dentro y fuera de la pantalla grande.

Esta pareja representó durante 10 años un exitoso gancho en la taquilla, presenciar la evidente química entre ellos era un verdadero deleite para los amantes del amor.

En "¡Ay Jalisco, no te rajes!", estrenada en el Cine Olimpia en noviembre de 1941, Jorge y Gloria intercambian, por primera vez en cine, palabras de amor.

"Si quieres a una mujer, díselo con la mirada, que si ella está enamorada comprenderá tu querer", le canta Salvador (Negrete) a Carmela (Marín), quien en una escena recibe una doble serenata en la que El charro cantor resulta vencedor.

En Seda, sangre y sol los actores personifican a dos toreros que viven un romance en el marco de la Fiesta Brava. En el póster publicado en las páginas de EL UNIVERSAL se lee: "Todo el esplendor de la fiesta brava, y toda la nobleza de la mujer mexicana, glorificados en la pantalla". Los pósters agradecían al público por haber roto los récords en lugares como el Cine Olimpia.

Tal vez sea en Carta de amor, donde Jorge y Gloria se veían más enamorados que nunca. En esta película de 1943 surge un amor a primera vista entre Marta y Alfredo (Gloria y Jorge), quienes luchan por estar juntos en medio de la intervención francesa en México. El trágico final vuelve a esta una historia de auténtico amor, pues los protagonistas se juran amor más allá de la muerte.

En mayo de 1952, Jorge Negrete habló con EL UNIVERSAL sobre su divorcio de Gloria Marín, el cantante reconoció que las ocupaciones de ambos los fueron alejando.

"Ojalá que esto sea como una nube de verano que pase pronto, tanto por la admiración que siempre tuve por Gloria, como por el inmenso cariño que siento por nuestra hijita", expresó Jorge sobre la actriz y la niña que adoptaron y a quien llamaron también Gloria.

Tras el rompimiento, Jorge se casó con María Félix y Gloria con el actor Abel Salazar.