¿Por qué Robert De Niro no está nominado a los Globos de Oro por 'El Irlandés'?

Que El Irlandés iba a contar con nominaciones a los Globos de Oro era de esperarse. La película de Martin Scorsese ha sido alabada por la crítica de manera unánime -incluidos nosotros- por ser un eslabón más en la historia del cine que ha ido armando su director con cada una de sus películas. El filme gánster parte como una de las favoritas con cinco candidaturas en las categorías más destacadas, menos una: mejor Actor, porque el nombre de Robert De Niro no aparece por ningún lado.

© 2019 Netlfix US, LLC. All rights reserved.

La cinta producida por Netflix, que sigue en cantidad de nominaciones a la otra apuesta de Netflix para la temporada de premios, Historia de un matrimonio de Noah Baumbach, con seis, está nominada a Mejor Película en Drama, Mejor Director para Martin Scorsese, Mejor Guion para Steven Zaillian y Mejor Actor de Reparto para Al Pacino y Joe Pesci. Pero nada para Bob.

¿Quiénes han tenido el privilegio de ser nominados a mejor actor en la categoría dramática? Pues Adam Driver (Historia de un matrimonio), Joaquin Phoenix (Joker), Antonio Banderas (Dolor y Gloria), Christian Bale (Le Mans ’66) y Jonathan Pryce (Los dos Papas). Entonces, ¿se olvidaron de Robert? ¿Merecía no estar nominado, pero sí Joe y Al cuando los tres apoyan al unísono la actuación de cada uno?

Veamos. Lo cierto es que Pacino y Pesci son la sal y la pimienta que condimentan la interpretación de Robert De Niro como el sicario Frank Sheeran, y es cierto también que los dos destacan por conseguir un peso inmensurable en cada escena gracias al talento, cuando su función es la de personaje secundario. Por momentos son tan brillantes que se roban el protagonismo y hacen sombra a De Niro. Es verdad, los dos merecen estar nominados y Joe Pesci merece ganarlo. Pero esa es otra categoría.

¿Qué habrá pasado entonces por la mente de los votantes de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood para nominar a todos los elementos importantes del filme pero descartar a De Niro? Para serles sincera, hace tiempo que los Globos de Oro dejaron de tener credibilidad entre los críticos de cine. Las cosas han cambiado y hay otros premios que tienen más relevancia a la hora de preparar las quinielas para los Oscar. Los Globos de Oro se conocen por ser votados y entregados por periodistas asentados en Hollywood que ganan su lugar por la cantidad de años en la industria, siendo apenas un grupo de 90 personas, representando la opinión de la mayoría en evidente minoría contra los cerca de 9.000 que votan en la Academia. Es comentado entre los periodistas de cine que esta organización suele tener debilidad por el glamur y la foto de turno, que por el trabajo final. Y en cierto modo la ausencia de Robert De Niro, me ha sorprendido.

Jonathan Pryce y Anthony Hopkins en Los dos Papas (Peter Mountain; Netflix)

Adam Driver y Joaquin Phoenix tenían sus nominaciones aseguradas y parten como grandes favoritos. El primero por su desgarradora interpretación en el drama sobre la transición del amor de Noah Baumbach, y el segundo por transformarse en el camaleón por excelencia de Hollywood como el Payaso del Crimen más realista y perturbado del cine. Lo de Jonathan Pryce también es comprensible, y aún más cuando tenemos en cuenta que es la segunda nominación en toda su carrera. A sus 72 años se deja la piel como el Papa Francisco en la película de Netflix y su talento brilla tanto que incluso consigue opacar la presencia de Anthony Hopkins como el Papa Benedicto. Ahora bien. No hay dudas que, para muchos fans de El Irlandés, Antonio Banderas y Christian Bale son los usurpadores del lugar de Robert De Niro. Pero veamos… El malagueño también hace un trabajo estupendo en el drama de tintes biográficos de Pedro Almodóvar, y el hecho de que los Globos de Oro lo reconozcan demuestra que mantienen sus vistas fuera de Hollywood también. Christian Bale también brilla en otra de sus transformaciones biográficas como el conductor Ken Miles, pero su trabajo no fue tan aclamado como lo ha sido El Irlandés, y por eso hay quien podría creer que su lugar es el que debería haber ocupado Bob.

¿Debería estar De Niro nominado? Si, porque es quien carga con el peso de la historia creando un personaje apático, distante y crítico a lo largo de tres horas y media de metraje, pero también por apoyarse en Pesci y Pacino como buen actor protagonista que pone su talento a merced de la historia. Es cierto que sin ellos no tendría el mismo peso, pero es en la colaboración de los tres que sus actuaciones brillan. Se podría decir que merece estar nominado, pero también los cinco candidatos que optan al premio este año. A mi parecer, Christian Bale vuelve a sacarse de la galera otra de sus transformaciones en Le Mans ’66, pero no destaca por sobre el resto de su filmografía. Creo que De Niro, a sus 76 años, desarrolla un arco mucho más sutil e interesante en El Irlandés.

© 2019 Netlfix US, LLC. All rights reserved.

Pero puestos a pedir, también debería estar nominada Nosotros y su actriz protagonista Lupita Nyong’o en las categorías de drama; Taika Waititi como actor de reparto por su papel de Hitler en Jojo Rabbit; Willem Dafoe por El faro; así como series que pasaron por alto este año como El cuento de la criada, Euphoria, Watchmen y Así nos ven.

De todos modos, De Niro sí está nominado aunque no lo parezca. La nominación a mejor película también recae en él al ser productor del filme. Sin embargo, la labor triunfal y definitiva en este caso es el lente de Scorsese para convertir cada gesto y escena en un capítulo más de la trama.

Es aún más curioso que no lo hayan nominado cuando tenemos en cuenta la relación que existe entre el actor y estos premios tan enfocados en el glamur y la nostalgia. Fue nominado por cuatro de las películas que hizo con Scorsese -Taxi Driver; New York, New York; Toro Salvaje y El cabo de miedo- ganando su único premio de esta organización como actor por Toro Salvaje en 1981, aunque posee un Cecil B. DeMille en honor a su trayectoria que le dieron en 2011. Es decir, hay una historia detrás que lo une a estos premios junto a Scorsese y, a mi parecer, es una pena que no vuelva a repetirse.

Más historias que te pueden interesar: