Glenn Close y los traumas psicológicos que le dejó haber crecido dentro de una secta

·2  min de lectura
Glenn Close ya ganó el Globo de Oro y el premio del Sindicato de Actores por su papel en
Glenn Close ya ganó el Globo de Oro y el premio del Sindicato de Actores por su papel en

En una charla sincera y a corazón abierto, como parte de los programas especiales realizados por el príncipe Harry y Oprah sobre salud mental (Apple TV +), Glenn Close hizo un viaje en el tiempo para recordar su infancia y los traumas que tuvo por haber crecido dentro de una secta.

La actriz era tan solo una niña cuando su padre, el doctor William Taliaferro Close, comenzó a relacionarse con un grupo religioso conservador llamado Moral Re-Armament, al que se unió junto con toda su familia. La pequeña Glenn terminó mudándose a Suiza para vivir en los cuarteles de la organización dejando de un día para otro la vida que conocía.

“Yo estaba en este grupo llamado MRA, que era básicamente una secta, en donde todo el mundo decía las mismas cosas y había muchas reglas y control”, comenzó diciendo y agregó: “Por como habíamos sido criados, todo lo que considerábamos que hacíamos por nosotros mismos ellos pensaban que era egoísta. Nunca íbamos de vacaciones o teníamos objetos que no hayan venido de otros y que después pasáramos, lo que era horrible”.

Todo esto impactó, a largo plazo, en su salud mental. “Estábamos tan rotos... es increíble como algo que te pasa cuando eres tan pequeño tiene el poder de ser tan destructivo”, reflexionó. ‘Creo que es un trauma infantil, por la devastación, emocional y psicológica de la secta’.

La actriz considera que todo lo que vivió influyó significativamente en el hecho de que no haya podido formar una pareja estable a largo plazo, razón por la cual sus tres matrimonios fracasaron. “No tuve éxito en mis relaciones ni en encontrar una pareja permanente, y eso se siente”, explicó. Y sumó: “Creo que estar conectados de esa manera es parte de nuestro estado natural. No creo poder cambiar nunca esos puntos de sensibilidad, pero al menos puedo estar consciente de ellos y evitar situaciones que me vuelvan vulnerable, especialmente en las relaciones”.

Close vivió dentro de la secta, fundada en la década del 30 por el reverendo Frank Buchman, entre los 7 y los 22 años. Los cuatro principios que allí pregonaban eran la honestidad, la generosidad, la pureza y el amor. Con el correr del tiempo, el grupo comenzó a mostrar otra cara, mucho más rígida y controladora, hasta el punto de prohibirles a sus miembros realizar actividades normales y decirles cómo debían vivir.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: El Príncipe Enrique culpa a la BBC de contribuir a la muerte de su madre

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.