Los gitanos europeos enfrentan el racismo con un festival de teatro antiCOVID

Agencia EFE

Budapest, 15 jun (EFE).- "Héroes Romaníes", el único festival internacional de teatro gitano del mundo, sigue luchando este año contra los estereotipos, la discriminación y el racismo, con la presentación de obras de nueve países en una edición enteramente online debido a las restricciones de la COVID.

"Nuestro drama, el de los gitanos europeos, es que no nos conocen. Piensan sobre nosotros en estereotipos", resume a Efe Rodrigó Balogh, director artístico del Teatro Independiente de Budapest, que organiza esta iniciativa que celebra este año, si bien de forma virtual, su cuarta edición.

TEATRO PARA DIALOGAR

Luchar contra ese desconocimiento fue lo que le impulsó en 2017 a invitar a Budapest a creadores de diferentes países a presentar obras sobre quiénes son, cómo viven, qué problemas enfrentan y qué reclaman los diez millones de gitanos, la mayor y la más discriminada minoría étnica de Europa.

Según el mismo teatro, la meta del festival es "mostrar los valores del teatro romaní a la comunidad gitana y no gitana, así como a jóvenes y ancianos".

La idea es que al destacar que los gitanos y la sociedad mayoritaria comparten problemas y retos, la comunicación será mucho más fácil, explica el director.

"Yo, como director artístico busqué esas narrativas que están relacionadas con la responsabilidad del individuo o de cómo generar cambios", agrega Balogh.

De hecho y en este mismo sentido, Balogh subraya que en las obras presentadas por su compañía, los papeles se reparten al 50 por ciento entre gitanos y no gitanos, un sistema que se aplica también a hombres y mujeres.

Para poder seguir enviando este mensaje pese a los obstáculos puestos por la pandemia, Teatro Independiente de Budapest se ha decidido este año por una edición retrospectiva en la que se emiten las grabaciones de doce obras representadas en el Festival las últimas ediciones.

Durante las próximas once semanas, cada jueves se emitirá obras "sobre el pasado y el presente de las comunidades gitanas, mostrando sus desafíos diarios relacionados con la educación, la sanidad, la migración, la integración y la asimilación", explica la web de Teatro Independiente de Budapest.

Todos las obras pueden seguirse, con subtítulos en inglés, en el canal de Youtube de la compañía.

REPRESENTANTE ESPAÑOLA

Entre las obras que podrán verse encontramos "Del Duma" (Ella habla) de la rumana Michaela Dragan, que narra cuatro historias de mujeres gitanas en Rumanía, entre ellas la de Roxana, una joven que se enfrenta a su comunidad para no casarse y seguir estudiando.

O "De profunda digntitatis", dirigida e interpretada por la española Sonia Carmona, sobre Emilia Fernández, víctima de la persecución religiosa durante la Guerra Civil española y que en 2017 se convirtió en la primera gitana beatificada.

El Festival cerrará el 27 de agosto con una función del eslovaco Frantisek Balog "Gitanos del colchón o ¡únete a la mayoría!".

EDUCACIÓN Y COMUNICACIÓN

Paralelamente al festival existe un programa de sensibilización para representar estas obras en escuelas y universidades de distintos países para dar a conocer los problemas y retos de los gitanos.

"Tenemos el apoyo de la Unión Europea y este programa ya se está aplicando, por ejemplo, en la ciudad española de Sevilla, donde Sonia Carmona ha formado a un grupo de instructores que ya trabajan en forma de talleres. Pero pasa lo mismo en Roma o en Bucarest", enfatiza Balogh.

El director añade que los actores son de la misma edad que los alumnos para hacer que el contacto en estos talleres sea más fluido.

Balogh confía en que, si una nueva oleada de coronavirus no lo impide, el Festival podrá volver a su formato habitual de funciones en directo con público el próximo mes de octubre.

Marcelo Nagy

(c) Agencia EFE