El psicólogo mexicano que cambia vidas con su gimnasio mental: "para alcanzar el bienestar hay que chambear"

·9  min de lectura

Mantenernos sanos ha sido la prioridad desde que comenzó la pandemia. Sabemos que para evitar el contagio debemos usar mascarillas en los espacios públicos, lavarnos las manos con frecuencia, reunirnos socialmente en espacios ventilados y respetar el distanciamiento social. ¿Pero sabes qué debes hacer para mantener tu salud mental?

Ya han pasado 73 años desde que la OMS estableció que la salud es un estado de bienestar físico, mental y social, no meramente la ausencia de la enfermedad. Y sin embargo, aún no hemos aprendido a cuidar nuestras emociones para gozar de una vida plena.

Al cerebro también hay que ejercitarlo con actividades sencillas que traen grandes beneficios para la salud mental. (Getty Images)
Al cerebro también hay que ejercitarlo con actividades sencillas que traen grandes beneficios para la salud mental. (Getty Images)

El concepto es sencillo. Así como es importante alimentarnos de forma balanceada y hacer suficiente ejercicio físico para mantener nuestro cuerpo en forma, también es indispensable ejercitar nuestro cerebro para que sus respuestas sean ágiles y flexibles y permitan adaptarnos a las situaciones estresantes que se nos atraviesan en el camino. Si nuestra mente está activa tendremos más posibilidades de sentirnos satisfechos con lo que pensamos y sentimos.

Pero ponerlo en práctica es otro cantar.

En un mundo donde nos enseñan a ver para creer, las emociones han quedado relegadas a un segundo plano. Sabemos qué hacer con las dolencias físicas, pero pasamos por alto los malestares mentales hasta el momento en que ya han mermado completamente nuestra salud.

Consciente de esa situación, el psicólogo y desarrollador del potencial humano Luis Alberto Quezada creó el Gimnasio Mental, un espacio donde las personas adquieren herramientas para explorar sus emociones y alcanzar un bienestar integral.

El equipo del Gimnasio Mental atiende de manera presencial en Ciudad de México y San Miguel de Allende, en el estado de Guanajuato. Y como su alcance se ha internacionalizado también presta sus servicios online a pacientes de Argentina, Colombia, Estados Unidos y España.

Luis Alberto Quezada/Cortesía Gimnasio Mental
Luis Alberto Quezada/Cortesía Gimnasio Mental

Quezada dice que lo primero es mantener las expectativas claras. Es imposible tonificar la masa muscular a las pocas semanas de inscribirte en clases de baloncesto. Y lo mismo pasará con tu cerebro.

En el Gimnasio Mental fortalecen la salud mental con métodos tradicionales de psicoterapia, pero también con otro tipo de entrenamientos que permiten a los asistentes lograr agilidad mental o comprender de manera vivencial cómo funcionan las conexiones cerebrales de las emociones, el lenguaje y la corporalidad.

Los especialistas también pueden enseñarte a preparar una conversación importante, como una entrevista de trabajo o abordar con tu familia temas tabú como la identidad de género y la orientación sexual.

Uno de los talleres estrella de Quezada es el de neuroliderazgo, que comienza con una entrevista y unas pruebas sencillas para identificar las áreas del cerebro que más usas y luego comprender el impacto que esa actividad cerebral tiene en tu vida. En una segunda etapa, la idea es desarrollar esas zonas del cerebro infrautilizadas para generar una personalidad más balanceada y adaptable.

"Lo que se busca es la adaptación, porque cuando aprendes cómo funciona tu cerebro puedes reaccionar mejor a lo que te sucede. Las herramientas de neuroliderazgo han sido muy útiles a los pacientes que han perdido familiares durante la pandemia del COVID-19. Se le hace más accesible el proceso de duelo", afirma Quezada.

Al cerebro también hay que ejercitarlo

El experto es partidario de desaprender las imposiciones culturales y familiares que limitan nuestra vida emocional. Más que un listado de recomendaciones es una "anti-lista" que rechaza las fórmulas y se concentra en la introspección como único camino para desarrollar la resiliencia mental.

"Son actividades muy sencillas que tienen grandes beneficios a nivel mental y que todos podemos hacer si estamos lo suficientemente conscientes. Porque es un trabajo de conciencia", explica Quezada.

Uno de los mensajes claros es que para tener salud mental hay que trabajar. "Es mucho más fácil pasarte la vida quejándote de tus pesares, pero para alcanzar el bienestar hay que chambear".

Olvídate del deber ser

Esta trillada frase es una de las claves del bienestar. El ensayista y filósofo estadounidense Ralph Waldo Emerson escribió en el siglo XIX sobre la necesidad de seguir nuestros propios instintos e ideas para evitar el sufrimiento y las incoherencias. Y dos siglos más tarde, seguimos atrapados por las exigencias sociales.

"El deber ser no existe. Es muy importante que si queremos vivir con salud mental dejemos a un lado toda esa lista de obligaciones que son chaquetas mentales. Hay que parar esa lista de deberes y lluvia de neurosis que nos avientan", dice Quezada.

Conócete a ti mismo

No hay manera de fortalecer nuestra psique si no sabemos quiénes somos. Este milenario principio fue grabado por los griegos en la entrada del templo del dios Apolo, en Delfos, para advertir a los viajeros que consultaban el oráculo que para comprender al mundo debemos comenzar por nosotros mismos.

"Para tener salud mental hay que conocernos y la única manera de hacerlo es viviendo. Hay que sacar las manos del móvil y salir a la vida real. Solo al enfrentarnos a distintas situaciones nos daremos cuentas de qué somos capaces".

Revisa cómo miras la vida

Detente por unos instantes y mira a tu alrededor. Luego pregúntate qué piensas de tu familia, tu vecindario, tus compañeros de trabajo. Una mirada profunda y honesta sobre cómo juzgas al mundo que te rodea es un buen comienzo para explorar y fortalecer tu psique. Y lo más importante es comprender que cuando juzgas al que tienes al frente en realidad estás hablando de ti mismo.

Identifica tus pensamientos

Apaga el ruido mental y ábrete a la posibilidad de darte cuenta de lo que estás pensando. Escanea tu mente para determinar qué tipo de pensamientos tienes con frecuencia. Pero no se trata de hacer una lista detallada ni de enredarse mucho. Basta con darte cuenta si tus pensamientos son positivos o negativos y hacia donde te dirigen. Y al tener esa conciencia tendrás la posibilidad de modificarlos solo o con ayuda de un terapeuta.

La salud mental de todos se ha visto afectada de una manera o de otra durante la pandemia, pero estudios antropológicos han demostrado que a los hispanos les afecta más no tener cercanía ni contacto físico. La privación de reunirse a menudo con los amigos y las familias extendidas les causa más hastío y rabia que a los habitantes de, por ejemplo, los países nórdicos. (Fuente: UNICEF y OMS)
La salud mental de todos se ha visto afectada de una manera o de otra durante la pandemia, pero estudios antropológicos han demostrado que a los hispanos les afecta más no tener cercanía ni contacto físico. La privación de reunirse a menudo con los amigos y las familias extendidas les causa más hastío y rabia que a los habitantes de, por ejemplo, los países nórdicos. (Fuente: UNICEF y OMS)

Conoce tus hábitos

La pandemia ha alterado muchos hábitos, pero también ofrece una oportunidad para revisar qué haces durante tu día. ¿Haces ejercicio? ¿Te alimentas tan bien como tu situación te lo permite? ¿Descansas lo suficiente? ¿Conoces lo que realmente te gusta y lo que te disgusta?

"Habrá muchos que me digan que todo eso les da flojera y prefieren seguir desvelándose viendo series. Pero si la gente entendiera que a cierta hora de la noche y del sueño el cerebro se lava a sí mismo, a lo mejor dirían ya me voy a dormir".

Dime con quién andas

El contacto social y la amistad son importantes para el bienestar. Son la válvula de escape para desahogarte y un pilar que te apoya cuando lo necesitas. Los amigos también nos necesarios para tener un sentido de pertenencia, mejorar la autoestima y reducir el estrés y la ansiedad.

Pero no todas las personas que se aparecen en tu vida son necesariamente buenos amigos. Las abuelas y las madres tenían razón cuando se preocupaban por tus juntas. Así que es importante que revises con qué tipo de personas te vinculas. Y más allá del cariño que les tengas, evalúa si son personas que ejercen una influencia positiva o negativa en tu vida.

Comunícate

Muchas familias han convivido encerradas en sus hogares durante los meses de pandemia sin conversar sobre sus emociones. Están juntos pero viven en soledad.

Ahora más que nunca es necesario abrir tus canales de comunicación con tus seres más cercanos. Conversa sobre lo que estamos pasando. ¿Qué sientes? ¿Qué te genera el tema de la pandemia? ¿Qué sientes con las muertes que ha habido? ¿Crees o no en la vacuna? "Elige al menos una persona a la que puedas expresar abiertamente lo que sientes sin máscaras", recomienda Quezada.

Filtra los contenidos que consumes

Restringe tus horarios de televisión, sobre todo el de los noticieros. Observa qué tipo de música escuchas porque influye mucho en tu estado de ánimo. Y no se trata de juzgar tus gustos musicales sino de elegir conscientemente lo que te beneficia. La buena música es aquella que te produce bienestar, un estado de ánimo positivo. "No se trata de que todos debemos escuchar música clásica, aunque sería genial porque el cerebro genera más conexiones neuronales".

Haz cosas diferentes cada día

Intenta probar aunque sea una vez al día algo nuevo. Si estás escuchando música elige una canción de un género que nunca has escuchado porque eso te sacará de tu zona de confort, estimulará tu cerebro y te mantendrá muy activo a nivel mental. Y si tienes que ir de compras a la tienda y estás acostumbrado a salir de casa y cruzar a la derecha, elige hoy ir por la izquierda o toma el camino más largo.

Lo inmediato es una ficción

Modificar hábitos o notar los efectos positivos de la terapia no ocurre de la noche a la mañana. "Hay personas que te dirán que te ven peor luego de comenzar una terapia o un proceso de crecimiento personal. Porque habrá subidas y bajadas y porque comienzas a remover aspectos turbios de la personalidad que saldrán a flote". Lo mismo pasa cuando comienzas a hacer deporte y te sientes fatal porque te duelen todos los músculos del cuerpo. Mirar hacia adentro y descubrir quién eres no es sencillo, pero a la larga tu cerebro te lo agradecerá.

sanaMENTE, una serie de Yahoo en Español
sanaMENTE, una serie de Yahoo en Español

Este artículo es parte de una serie de Yahoo sobre salud mental que se propone a ayudar a quienes hoy viven en las sombras a transitar el camino hacia la recuperación

Si tú o alguien que conoces está considerando quitarse la vida, contacta inmediatamente con tu Línea Nacional de Prevención al Suicidio:

México: (55) 5259-8121, o visita http://www.saptel.org.mx/

EEUU: 1-800-273-TALK (8255), o visita suicidepreventionlifeline.org

Argentina: 135 (línea gratuita) (011)5275-1135 o visita https://www.casbuenosaires.org.ar/

España: 911 385 385 o visita https://www.telefonocontraelsuicidio.org/ También 717 003 717 o visita https://telefonodelaesperanza.org/

Colombia: Bogotá 106, Cali 106, Medellín 125, Cundinamarca 123, Cartagena 125, Boyacá 106

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.