Giménez Cacho consultó un oráculo antes de trabajar con Iñárritu

·2  min de lectura

César Huerta, enviado

GUADALAJARA, Jal., junio 14 (EL UNIVERSAL).- Para entender a lo que se enfrentaría durante el rodaje de "Bardo", la nueva película de Alejandro González Iñarritu, su protagonista, Daniel Giménez Cacho, consultó el libro oracular chino "I Ching", para saber cómo relacionarse con el laureado realizador.

¿La razón? Tenía muchos antecedentes, sobre todo rumores entre camerinos, sobre la manera de trabajar del llamado "Negro", ganador del premio Oscar. "Bardo (o falsa crónica de unas cuantas verdades)", de acuerdo con la sinopsis oficial es una comedia nostálgica en la que su protagonista es un reconocido periodista y documentalista, quien regresa a México para enfrentar su identidad, afectos familiares, lo absurdo de sus memorias y el pasado; y nueva realidad mexicana.

"Cuando me invitaron dije, '¡híjoles, es Iñarritu!'. Hay una fama que le antecede que puede ser conflictivo, difícil; que se ha bronqueado con muchos actores y dije, '¡ay nanita!', consulté el "I Ching" y me salió que él arriba es el trueno, el genio creativo, la montaña, pero abajo el lado y la serenidad", dijo a EL UNIVERSAL. "Dije ok, con este personaje él se va a reflejar y para que funcione, yo debo ser sereno, por ejemplo, si abajo el lago no está sereno, no se puede reflejar la montaña y eso me funcionó, nos entendimos bien", recordó. Pero aun así, no faltó el día en que Giménez Cacho se bloqueó actoralmente.

"En una escena nomás no pude; era una escena muy emotiva y sigo investigando qué lo generó", agregó el histrión. La cinta, filmada en 2021, requirió de 22 semanas de rodaje en locaciones de la Ciudad de México y San Luis Potosí, algo que jamás había experimentado el actor durante su carrera de cuatro décadas.

"Más aparte cuatro semanas de ensayos con todos. Normalmente a un personaje lo encuentro en el cuarto o quinto día… si lo encuentro (risas). Sobre la marcha lo vas armando, aquí se tuvieron varias semanas. Alejandro, imagínense, para construir un set, pone mamparas para delimitarlo; depende de la cámara, llega a las dimensiones en función a la lente con que va a filmar", apuntó. El histrión explica que hasta el momento sólo ha visto algunas escenas, al tener que regrabar diálogos: "El guion es muy sólido, lo lees y lo que dices es: 'lo trabajaron mil noches, no le sobra nada'", apuntó.

El actor de "Arráncame la vida" y "Sólo con tu pareja" llegó al Festival Internacional de Cine en Guadalajara para recibir el premio Mayahuel a su trayectoria y presentar el libro "Les juro que yo no soy así", editado por la U. de G.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.