El gigante de la tv llega a los 80 años

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 28 (EL UNIVERSAL).- El logro más importante en la carrera de "Don Francisco" fue romper un récord con su éxito. El presentador, cuyo nombre real es Mario Luis Kreutzberger, logró estar 53 años consecutivos al aire con su programa "Sábado gigante", el más antiguo en la historia de la televisión chilena. Pero no todo fue bueno, a Don Francisco lo despidieron antes de que cumpliera un mes de haber iniciado este proyecto.

Al personaje de Don Francisco Zisiguen González lo creó Mario Luis durante una noche de animación en el Club Israelita Macabi, el lugar en el que podía volcar sus habilidades histriónicas lejos de los sueños de su padre, que lo veía como un diseñador de modas.

Hijo de padres judíos que sobrevivieron al holocausto, Mario creó a un judío alemán que contaba chistes, con un humor particular. Para que este personaje llegara a la tv, Mario esperó durante un año afuera de la oficina del director del Canal 13, de Chile, hasta que le dio una oportunidad con el Show dominical.

Apenas llevaba unos meses al aire y tenía 22 años de edad cuando lo despidieron y terminaron la emisión. Había sido atacado por la crítica periodística que consideraba incorrecto que "Don Francisco" se burlara de sus invitados y concursantes. Sin embargo, el público lo reclamaba, hasta que tres años después, en 1965, volvió, pero los sábados. El gran recibimiento lo hizo acreedor del horario estelar y una hora de duración, convirtiéndose así en la legendaria emisión "Sábados Gigantes", que para 1992 ya era visto en 43 países, incluyendo México.

Cuando cumplió 50 años al aire, Mario aceptó que aquel pseudónimo que le dio fama, también le exigía una energía particular. Reconoció en entrevista con el periodista Jorge Ramos, para el programa "Al punto", que la clave siempre fue la perseverancia.

"Mario Kreutzberger tiene que estar dándole el combustible a Don Francisco. Don Francisco exige siempre el mismo combustible y a Mario Kreutzberger no le va quedando el mismo combustible, por lo tanto tiene que hacer siempre un mayor esfuerzo", dijo Kruetzberger a Jorge Ramos.

Su paso por la televisión acompañó a la transformación del blanco y negro a color y otros cambios significativos en cuestión de contenido.

Pero en su vida personal también sucedieron cambios. Se casó y tuvo tres hijos: Patricio, Vivían y Francisco. Además se convirtió en escritor en 1987 cuando publicó su biografía "¿Quién soy?" y después, en 2002, "Entre la espada y la TV".

No pasó mucho tiempo para que "Don Francisco" dejara ver su lado altruista. Fue fundador del Teletón en Chile, un programa que convoca al público a hacer donaciones para ayudar a niños con discapacidad, que hoy es mundialmente ejercido. Pero también apoyó campañas como Chile ayuda a Chile, ante los terremotos de 1985 y 2010; la Campaña del kilo, para recolectar víveres ante el aluvión de 1991 y otras causas benéficas en conjunto con organizaciones como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Hoy lunes, Mario Kreutzberger cumple 80 años y 58 siendo "Don Francisco". Desde 2015 dejó de transmitirse aquel programa que vio crecer a las audiencias, pero también a Mario Luis, y ahora, con más de 27 conducciones de programas en su lista, tres películas y hasta seis álbumes de estudio, el combustible no se acaba y "Don Francisco" sigue vigente cumpliendo sus sueños gigantes.

"Tuve que hacer muchas cosas para poderme mantener frente al público; hoy en día también quiero mantenerme frente al público, pero diciendo quien soy. Soy un hombre que va a cumplir 80 años, que quiere hacer, principalmente, cosas que le gusta hacer", mencionó el presentador durante un en vivo de Instagram para un programa estadounidense.