Gigante del transporte marítimo cambia rutas para evitar las colisiones con ballenas de Sri Lanka

·1  min de lectura

Los defensores de la naturaleza celebraron el viernes la decisión de un gigante del transporte marítimo de modificar sus vías de navegación para evitar colisiones con las ballenas azules, los mamíferos más grandes del mundo, en las aguas de Sri Lanka.

La Mediterranean Shipping Company (MSC), con sede en Ginebra y uno de los mayores transportistas de contenedores del mundo, anunció el jueves que modificó voluntariamente sus rutas alrededor de Sri Lanka para reducir el riesgo de accidentes con ballenas, delfines y marsopas.

Según MSC, esta medida podría reducir el riesgo de colisión en 95%.

También ordenó a sus pequeños buques de abastecimiento de la región que desaceleraran a 10 nudos en los hábitats de ballenas azules.

La costa meridional de Sri Lanka es a la vez una zona donde la densidad de ballenas azules, clasificadas en la lista de especies en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), es excepcionalmente alta y una de las vías de navegación internacional más transitadas del mundo.

Los activistas estiman que más de una docena de estos gigantescos mamíferos -de hasta 30 metros de largo y pueden pesar hasta 150 toneladas- murieron en colisiones con buques comerciales en la última década.

Desde hace años, activistas ecologistas internacionales y locales presionan a las autoridades para que desplacen las vías marítimas este-oeste 15 millas náuticas más hacia la profundidad del océano.

El Fondo Internacional para la Protección de los Animales acogió con satisfacción este anuncio, calificándolo de "buena noticia para las ballenas azules y para los seres humanos".

Su presencia generó una lucrativa industria turística de observación de cetáceos.

aj/slb/lth/as/mab/zm