Gibraltar frena casos de COVID-19; aliviará restricciones

Associated Press
·2  min de lectura
Estudiantes pasan por delante de un cartel con información sobre el COVID-19, en Gibraltar, el 4 de marzo de 2021. (AP Foto/Bernat Armangué)

GIBRALTAR (AP) — Con su hospital libre de pacientes con COVID-19 y solo una nueva infección reportada en una semana, el pequeño territorio británico de Gibraltar se está permitiendo una celebración prudente.

El territorio de 33.000 habitantes, situado en el extremo sur de la Península Ibérica, pondrá fin a un toque de queda nocturno impuesto hace tres meses para contener una oleada de contagios. Las máscaras tampoco serán obligatorias en todas las áreas al aire libre a partir de la medianoche del sábado, anunció el gobierno.

“Por fin estamos dejando atrás nuestro invierno más mortífero y entrando en nuestra primavera más esperanzadora”, dijo el principal ministro, Fabián Picardo, en un comunicado.

Pero también hay razones para preocuparse, como el reciente aumento de nuevas infecciones en gran parte de Europa. La región de Andalucía, en el sur de España, que proporciona la mayor parte de la fuerza laboral de Gibraltar, registró más de 1.000 nuevas infecciones el jueves por segundo día consecutivo.

“La pandemia mundial no ha quedado atrás del todo y todos debemos avanzar con cuidado para salvaguardar este increíble progreso en las próximas semanas y meses”, dijo Picardo.

El toque de queda de Gibraltar de la medianoche a las 5 de la mañana terminó el jueves, lo que permitirá a los bares y restaurantes permanecer abiertos hasta las 2 de la madrugada. Pero por el momento permanecerán algunas restricciones a las reuniones sociales, dijo el gobierno. Mientras tanto, las autoridades están desarrollando un certificado de vacunación basado en una aplicación para teléfonos que los funcionarios quieren vincular con iniciativas similares en toda Europa para reanudar los viajes internacionales.

Gibraltar fue el más afectado por la pandemia de coronavirus en Navidad, en una ola que causó la mayor parte de su recuento total de 4.271 casos y 94 muertes. El aumento disminuyó a mediados de febrero gracias a las fuertes restricciones y una campaña de vacunación exitosa que se basó en inyecciones enviadas por el Reino Unido.

Más de 24.000 personas han sido vacunadas en Gibraltar, el 70% de su población, y el territorio también está vacunando a más de 10.000 trabajadores de España que cruzan la frontera cada día.

El Hospital St. Bernard de Gibraltar dio de alta a su último paciente con COVID-19 el domingo y solo se informó una nueva infección la semana pasada, el martes. Ahora hay solo 15 casos activos en el territorio.