Ghislaine Maxwell: la socialité dice al tribunal que no declarará en su juicio mientras la defensa descansa

·2  min de lectura

Ghislaine Maxwell confirmó que no subirá al estrado en su juicio por tráfico sexual.

La socialité confirmó que renuncia a su derecho a declarar el viernes, en el duodécimo día de testimonios en el tribunal federal del Bajo Manhattan.

“Su señoría, el gobierno no ha probado su caso más allá de una duda razonable. Por lo tanto, no es necesario que testifique”, afirmó.

Un portavoz de la familia de Maxwell había dicho previamente que era “demasiado frágil” para testificar.

Después de que Maxwell se dirigiera al tribunal, la defensa descansó tras llamar a siete testigos durante dos días.

El viernes, los abogados de Maxwell pidieron al juez más tiempo para presentar otros dos testigos que declararan el lunes. “La vida de nuestro cliente está en juego”, expresó la abogada defensora Laura Menninger.

La fiscal Maurene Comey señaló que la defensa había tenido tiempo suficiente para disponer de sus testigos durante una pausa de cinco días en el juicio.

“Estamos en total desacuerdo con la sugerencia de que el abogado defensor se ha precipitado indebidamente aquí”, recalcó.

La jueza Alison Nathan contestó que no permitiría un retraso en el caso porque: “Tengo una regla: o tienes tu próximo testigo o descansas”.

Los alegatos finales están previstos para el lunes a las 9 de la mañana. Los fiscales dijeron que su cierre será de dos a tres horas, con 45 minutos para la refutación. Los abogados de Maxwell indicaron que su alegato final durará aproximadamente el mismo tiempo.

Se espera que el jurado comience a deliberar el martes por la mañana.

Maxwell ha sido acusada de dos cargos de transporte de personas a través de las fronteras estatales para actividades sexuales ilegales, un cargo de tráfico sexual de un menor y un cargo de conspiración de tráfico sexual. También se enfrenta a dos cargos de perjurio que serán juzgados en una fecha posterior. Ella ha negado todos los delitos.

El viernes, la defensa llamó al estrado a la exnovia de Jeffrey Epstein, Eva Andersson-Dubin, para preguntarle sobre la relación de sus hijos con el difunto financiero.

Andersson-Dubin declaró que los tres niños querían a Epstein y le llamaban “tío F” o “tío Jeff”, según diferentes reportes. La pronunciación de Andersson-Dubin no estaba del todo clara.

Se le mostraron fotos de sus dos hijas, ahora de 27 y 21 años, con Epstein, y dijo que no había visto ninguna de las dos fotografías antes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.