Germán Alfaro, el senador electo por la oposición que renunció en tiempo récord y le deja la banca a su esposa

·4  min de lectura
Patricia Bullrich, en su visita de campaña a Tucumán para apoyar a Germán Alfaro (a su izquierda)
Patricia Bullrich, en su visita de campaña a Tucumán para apoyar a Germán Alfaro (a su izquierda)

Germán Alfaro es el intendente de San Miguel de Tucumán. El domingo fue elegido como senador nacional con el Partido por la Justicia Social después de haber ganado la interna de Juntos por el Cambio. Menos de 48 horas después, renunció a la banca y le cedió el cargo a su esposa, Beatriz Ávila, actual diputada nacional en un bloque independiente después de haber coqueteado en las filas del macrismo y el Frente de Todos. El motivo de su salida es porque teme que el peronismo, en alianza con Fuerza Republicana, de Ricardo Bussi, le quiten el control del Concejo Deliberante de la capital tucumana.

Pelea voto a voto: Juntos por el Cambio confía en romper la paridad en Diputados y arañar la primera minoría

Alfaro, que tiene aspiraciones de ser candidato a gobernador de Tucumán en 2023, recolectó el domingo pasado 378.140 votos (el 39,3% del padrón) y quedó en segundo lugar detrás del peronista Pablo Yedlin, que tuvo el respaldo del jefe de Gabinete, Juan Manzur. Para llegar a los comicios generales, superó en la interna de la oposición a las dos listas impulsadas por dos sectores de la UCR, que postulaban a Mariano Campero, intendente de Yerba Buena, y a José Cano, diputado nacional hasta el 10 de diciembre próximo.

La candidatura testimonial de Alfaro genera ruido y polémica en la conducción nacional de Juntos por el Cambio. En la interna, el intendente había recibido el apoyo de Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, mientras que Cano fue avalado por Mauricio Macri, y Campero, por la cúpula del radicalismo y Alfonso Prat-Gay. Con el antecedente de Ávila, que en 2019 se abrió en Diputados del bloque de Juntos por el Cambio para sumarse al Frente de Todos, nadie garantiza ahora que vaya a permanecer en el bloque opositor en la Cámara que preside Cristina Kirchner. Es probable que se agrupe con los “no alineados”. Su traspaso de bloque fue cuestionado en su momento por Bullrich y Macri.

El argumento de Alfaro

“En la capital pretenden, después de una paliza histórica en las urnas, quedarse con la Municipalidad. Yo no voy a malversar la voluntad del pueblo. La Intendencia seguirá en manos de Juntos por el Cambio, como los tucumanos quieren, y la banca del Senado quedará en Juntos por el Cambio, tal y como el pueblo votó”, argumentó hoy Alfaro para justificar su renuncia a la banca de senador.

El intendente había propuesto que el Concejo Deliberante fuera encabezado por Rodolfo Ávila, un concejal de su confianza, y que completaran la mesa Fernando Juri (PJ) y Belén Espinosa, del bussismo. Sin embargo, en Fuerza Republicana rechazaron esta opción y acompañaron la moción del Frente de Todos. Así, con los ocho votos del peronismo y los cuatro aportados por el bloque bussista, se ratificó la continuidad de Juri como presidente del Concejo. Alfaro denunció una alianza encubierta entre Manzur y Jaldo con los ediles de Bussi.

“Manzur, Bussi y Juri pueden faltarle el respeto a la decisión del pueblo. Yo no. Hay 380.000 tucumanos que el domingo dijeron ‘Basta’ de manzurismo en Tucumán y de kirchnerismo en la Nación. Ellos debieron entenderlo y permitir que Juntos por el Cambio sentara al presidente del Concejo Deliberante”, se quejó Alfaro, un dirigente de raíz peronista y que se sumó al armado de Juntos por el Cambio.

Beatriz Ávila, la esposa de Alfaro, fue blanco de las críticas de Mauricio Macri cuando abandonó el bloque de Cambiemos tras la derrota electoral de 2019. Faltaba una semana para que Macri le cediera el mando a Alberto Fernández. Enfurecido, el entonces presidente y líder de Pro arremetió por redes sociales contra tres diputados de Juntos por el Cambio que habían decidido cruzar la vereda y aliarse al bloque del Frente de Todos a pesar de haber sido elegidos por otra fuerza política. Una de ellas, era Ávila, que el 9 de diciembre próximo se mudará sin escalas de la Cámara de Diputados al Senado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.