Gerardo Morales, sobre la grieta en la oposición: “Cada vez que pasa un radical, Horacio Rodríguez Larreta le quiere dar un contrato”

·5  min de lectura
Gerardo Morales.
Gerardo Morales.

Con críticas a Horacio Rodríguez Larreta, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, pidió “reglas claras” entre los partidos que integran Juntos por el Cambio y sostuvo que llevará a la próxima reunión de la coalición opositora la polémica en torno a la ruptura del bloque radical en la Cámara de Diputados.

Morales demandó que se fijen “reglas de respeto entre las fuerzas políticas” luego que el sector referenciado en Martín Lousteau tomara la decisión de escindir el bloque de la UCR en la cámara baja, una movida que, según el mandatario jujeño, es funcional a la posición del jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. “Queremos que no nos caminen el patio trasero”, exigió.

El jujeño dijo, en diálogo con TN, que se debe “aclarar” la situación en el marco de la mesa nacional de Juntos por el Cambio. “No puede ser que radical que pase por la calle, Horacio [Rodríguez Larreta] lo quiere contratar y le quiere dar un cargo”, manifestó indignado.

“El respeto entre las fuerzas políticas es un capítulo que tenemos que hablar en Juntos por el Cambio” señaló, y profundizó: “Ya hablé con Patricia Bullrich, con Maurico Macri y la dirigente de la Coalición Cívica, que tienen una actitud de respeto hacia el radicalismo. Pero no la tiene Rodríguez Larreta que es el jefe y el conductor de lo que ha pasado en el quiebre del bloque”.

Morales señaló que, en su intento de ampliar la bancada, los integrantes de “Evolución” les prometían a los legisladores que los acompañaran “todo el apoyo del gobierno de la Ciudad”. Indicó que se les hacía saber que el jefe de gobierno porteño estaba al tanto de la fractura de bloques.

“[Martín] Lousteau, [Emiliano] Yacobitti, y compañía están trabajando para que Horacio Rodríguez Larreta sea presidente, y están en su legítimo derecho. Pero que no lleven al radicalismo a esa situación. El partido ha tomado la decisión de tener su propio candidato”, remarcó.

El mandatario provincial dijo que él puede ser uno de los candidatos a la Casa Rosada, pero dejó en claro que puede haber varios postulantes desde la UCR para competir por esa nominación. Señaló que puede haber gobernadores, mencionó al correntino Gustavo Valdés, al neuroncietífico Facundo Manes y al titular saliente de la UCR, Alfredo Cornejo.

Morales desestimó las críticas que le lanzó el sector de Lousteau de haber sido “funcional” al kirchnerismo en el Congreso. “A mi no me van a enseñar a dar una batalla que, estoy convencido de hay que dar, para lograr racionalidad en el país y se termine la corrupción”, subrayó y, agregó, “menos personajes que nunca han ganando una elección, ni siquiera en la universidad”.

El referente radical sostuvo que sectores del PRO vieron con preocupación cómo el partido centenario “ha ganado musculatura” dentro de la coalición opositora.“Tanto Yacobitti como Lousteau son empleados del gobierno de la Ciudad, de Horacio Rodríguez Larreta”, aseguró.

Morales, que se posiciona para presidir el radicalismo a nivel nacional, lanzó un fuerte mensaje contra el grupo de legisladores de Evolución. “Este subloque no va a ser reconocido por la conducción de la Unión Cívica Cadical. No corresponde que aśi lo sea. Han hecho mucho daño”, afirmó.

En sus palabras, la escisión de bloques ha generado que se hable de una “telenovela” en torno a la ruptura radical y “de las debilidades y las peleas en Juntos por el Cambio”. “Eso es funcional gobierno”, apuntó. “Me parece que se la ha hecho un daño muy grave al radicalismo, en un momento en el que el partido viene creciendo”, insistió.

A estos señores no les gusta perder ni a la bolilla”, chicaneó Morales. Recordó la derrota de Gustavo Posse, apoyado por Lousteau, en la elección interna en la provincia de Buenos Aires, y la caída de ese espacio en Santa Fe a manos de Carolina Losada. Sostuvo que ambos resultados fueron judicializados. Mencionó, además, la reciente derrota en la conducción de la Juventud Radical y lanzó una fuerete acusación. “Yacobitti llevó la patota de Nueva Chicago para pegar”.

Los dardos al exministro Enrique “Coti” Nosiglia no faltaron. El jujeño expuso como contradicción que el sector que provocó la ruptura haya utilizado como argumento la necesidad de “renovación”, pese a que, dijo, Nosiglia está detrás de ese armado y es, remarcó, “uno de sus jefes”.

Por otro lado, se refirió a la reunión que se desarrolló el lunes y en la que tuvo un enfrentamiento con el propio Lousteau. Afirmó que esa reunión “nunca tuvo que haberse desarrollado”. “Lo único que encontramos es un planteo de burlas y de provocación de parte de Martín Lousteau que hizo que esa reunión termine de mala manera”, apuntó.

El mandatario provincial señaló que se evitó la ruptura hasta último momento. Habló de ofrecimiento de cargos “en representación de las mayorías y las minorías”, dado que el bloque es una separación de 12 de legisladores de un bancada de 45. “Hicimos todos los esfuerzos para que no rompieran”.

En esa línea, contó que el titular de la UCR, Alfredo Cornejo, tuvo una última gestión en la tarde del lunes con Nosiglia para dejar atrás la ruptura. “Propusimos que al presidente del interbloque lo elija el plenario de diputados de Juntos por el Cambio, pero lo rechazaron”, cuestionó.

Con la futura conducción del radicalismo, aún por definirse, Morales lanzó una advertencia interna: “Si soy presidente de la UCR, vamos a decir las cosas como son, y vamos a acomodar las cosas como se tienen que acomodar en Juntos por el Cambio”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.