Anuncios

Gerard Piqué queda en ridículo con su mala actitud

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 7 (EL UNIVERSAL).- Desde la polémica separación entre Shakira y Gerard Pique, el exfutbolista ha estado en el ojo de la tormenta por su manera de actuar. Ya desde un principio, el exjugador del Barcelona ha sido calificado como un patán por haber engañado a la cantante en su propia casa con Clara Chía Martí.

El repudio de parte de los fans de la compositora colombiana no tardó en llegar desde entonces. Pero, además, Piqué ha sido protagonista de algunos sucesos que han dado qué hablar en las redes sociales y hasta ha quedado en total ridículo. Incluso uno de ellos tuvo como perjudicado a un periodista español.

Quien ha seguido el caso de esta separación tan mediática de cerca ha sido Jordi Martin. El comunicador tuvo un encontronazo con el exdeportista y no dudó en mencionarlo en los medios. "Ambos se reían de mí, me insultaban y hasta me hacían señas obscenas", fue lo que expresó en una de sus apariciones televisivas, acerca de un momento que vivió cuando perseguía a Gerard Piqué y a su nueva novia.

"Me llamó diciéndome hasta del mal que voy a morir, por cierto, esta no es la primera vez", relató el periodista en conversación con los conductores de "El Gordo y La Flaca". La situación mencionada corresponde al día en que el periodista casi es atropellado por el padre de Sasha y Milan, y luego este lo llamó para atacarlo.

El rol como padre de sus dos hijos

Otra de las situaciones en donde expuso su relación actual con los hijos, algo distante, fue cuando los dejó bajarse solos del vehículo al llegar a la casa donde viven con Shakira, sin un saludo afectuoso y de manera rápida. El ridículo fue total cuando aceleró el carro con el maletero abierto.

La "rivalidad" Casio- Twingo

A raíz de los versos de la "BZRP Music Session #53", realizada entre la compositora colombiana y el productor musical argentino Bizarrap, Casio y Twingo fueron tendencia. El exdefensa de la Selección de España no tuvo mejor idea que responder indirectamente a la canción, mencionando que la King’s League era auspiciada por la marca de relojes (hecho del que luego la marca se desvinculó) y días más tarde llegó a un canal de televisión conduciendo el modelo de carro en cuestión. El ridículo en este caso fue su resultado, ya que los internautas lo calificaron de provocador e incluso de burlarse del dolor de su expareja.