Gerónimo, la alpaca: el caso de eutanasia animal que generó conmoción y escándalo en Gran Bretaña

·3  min de lectura
En esta foto de archivo tomada el 9 de agosto de 2021, un manifestante sostiene una pancarta frente al Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales para protestar contra la decisión de sacrificar a "Gerónimo", una alpaca que dio positivo por tuberculosis bovina
TOLGA AKMEN

LONDRES.- Gerónimo, una alpaca de ocho años que dio positivo en la prueba de tuberculosis bovina y estuvo en el centro de una disputa legal con el gobierno británico, ha sido sacrificada hoy por los servicios veterinarios de Reino Unido, a pesar de los esfuerzos de su propietaria y de una campaña nacional por mantenerla con vida.

El personal veterinario, que llegó con una escolta policial, rodeó a Geronimo la Alpaca, en Shepherds Close Farm, antes de que se llevaran al animal en un remolque a un lugar no revelado, en Inglaterra
Claire Hayhurst


El personal veterinario, que llegó con una escolta policial, rodeó a Geronimo la Alpaca, en Shepherds Close Farm, antes de que se llevaran al animal en un remolque a un lugar no revelado, en Inglaterra (Claire Hayhurst/)

Imágenes que recorrieron todo el Reino Unido muestran al personal veterinario con trajes azules, máscaras y gafas, resguardado por policías, llegar a la granja en Gloucestershire, en el suroeste de Inglaterra, hoy por la mañana y llevarse al animal en un remolque.

“El animal infectado fue trasladado de las instalaciones y sometido a eutanasia por el personal de la Agencia de Sanidad Animal y Vegetal como medida necesaria para controlar la propagación de la tuberculosis bovina”, dijo el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales en un comunicado.

Cárcel o exilio, las opciones para los líderes opositores en Rusia

El caso del camélido generó conmoción en miles de británicos que en los últimos días intentaron evitar la orden de la justicia británica de sacrificar al animal.

Helen Macdonald, la propietaria de Gerónimo, pidió clemencia al primer ministro, Boris Johnson, y a su esposa, Carrie, lo que llevó a algunas celebridades a exigirles que se apartaran de lo que consideraban un desastre de relaciones públicas.

Helen Macdonald, la propietaria de Geronimo la alpaca, habla con los medios después de que el animal fuera llevado de la granja
Ben Birchall


Helen Macdonald, la propietaria de Geronimo la alpaca, habla con los medios después de que el animal fuera llevado de la granja (Ben Birchall/)

La disputa

Cuando fue importada de su país natal, Nueva Zelanda, hace cuatro años, la alpaca de pelo negro fue sometida a cuatro pruebas cutáneas que resultaron negativas en tuberculosis bovina.

Sin embargo, en el Reino Unido fue sometida a dos análisis de sangre y a una prueba cutánea que dieron positivo, lo que llevó a las autoridades a ordenar su sacrificio. Macdonald, enfermera veterinaria, se presentó ante la Alta Corte de Londres para denunciar falsos positivos y exigió una nueva prueba, que fue rechazada y no logró suspender el sacrificio.

Qué es el “youngism” y cómo afecta a los jóvenes en el mercado laboral

Como resultado, más de 140.000 personas firmaron una petición pidiendo que se salvara a Gerónimo y se organizaron manifestaciones frente a la residencia oficial del primer ministro británico para revocar la decisión. Incluso Stanley Johnson, el padre de Boris Johnson, exigió que se salvara al animal.

“Evidentemente, es muy angustioso para cualquier persona ver a los animales afectados por la tuberculosis, y es una situación a la que desgraciadamente tienen que enfrentarse los ganaderos”, declaró hoy un vocero de Johnson, expresando su “simpatía por Helen Macdonald y por cualquier otra persona afectada por esta terrible enfermedad”.

En esta foto de archivo tomada el 9 de agosto de 2021, los manifestantes sostienen pancartas mientras se reúnen frente a Downing Street para protestar contra la decisión de sacrificar a Geronimo
TOLGA AKMEN


En esta foto de archivo tomada el 9 de agosto de 2021, los manifestantes sostienen pancartas mientras se reúnen frente a Downing Street para protestar contra la decisión de sacrificar a Geronimo (TOLGA AKMEN/)

La tuberculosis bovina es una enfermedad bacteriana crónica del ganado vacuno que ocasionalmente afecta a otras especies de mamíferos. Puede transmitirse a los seres humanos a través de la ingestión de leche no pasteurizada.

Agencias Reuters y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.