Georgia tacha de "mentiras" la demanda del Gobierno contra su ley del voto

·2  min de lectura

Miami, 25 jun (EFE News).- El gobernador de Georgia, Brian Kemp, aseguró que la demanda que el Departamento de Justicia federal anunció este viernes contra su nueva ley que regula el voto nace de "mentiras y la desinformación" del Gobierno del presidente, Joe Biden.

El republicano Kemp aseguró en una declaración que esta demanda forma parte de la "agenda de extrema izquierda" de la Administración Biden en una medida que, consideró, "socava la integridad de las elecciones".

Sin embargo, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, anunció la demanda en una rueda de prensa en la que denunció que la nueva ley de Georgia tiene como propósito "negar o reducir el derecho de los negros de Georgia a votar" y viola, de esta forma, la ley federal que protege el sufragio.

Kemp dijo en su declaración que peleará en las cortes y que ya en el pasado, cuando era secretario de Estado de Georgia, le ganó en dos ocasiones al anterior gobierno demócrata, el del hoy expresidente Barack Obama (2009-2017), en su lucha por "proteger la seguridad" de las elecciones.

"Espero ganar tres de tres para asegurarme de que sea fácil votar y difícil hacer trampa en Georgia", indicó.

La Oficina del secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, se sumó a estas críticas y también emitió una declaración en la que dijo que la Administración Biden difunde "más mentiras" sobre la ley electoral de Georgia y que espera ver y vencer en las cortes al Gobierno federal.

Según Garland, la nueva ley de Georgia impone "obstáculos adicionales" y requerimientos "innecesarios" en la identificación para votar y para pedir el sufragio por correo, y acorta de forma "irracional" tanto el periodo por el que los votantes pueden reclamar votar por correo como el tiempo para enviar dicho sufragio.

El fiscal general recordó sobre este último punto que los datos demuestran que los electores afroamericanos son los que más recurren al voto por correo, y que lo hacen en mucho mayor medida que los blancos.

Durante la pandemia, muchos estados flexibilizaron los requisitos para votar por correo o por adelantado, lo que provocó un récord de participación y alimentó teorías de conspiración entre el hoy expresidente Donald Trump y sus seguidores, que denunciaron sin pruebas un fraude en las urnas.

Desde entonces, a nivel estatal, los republicanos han presentado al menos 216 proyectos de ley en 41 estados para restringir el acceso al voto. De esos proyectos, 14 han sido aprobados, según la organización no partidista States United Democracy Center, dedicada a proteger el sufragio.

Estas normas son las que ahora el Departamento de Justicia va a revisar para decidir si interpone demandas como ha hecho con la de Georgia.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.