Georgia asegura que Saakashvili recibe atención médica adecuada

·2  min de lectura

Tiflis, 12 nov (EFE).- El primer ministro de Georgia, Irakli Garibashvili, aseguró hoy que el encarcelado expresidente georgiano Mijaíl Saakashvili, en huelga de hambre desde hace más de un mes, recibe atención médica adecuada "al igual que otros reclusos".

Así se lo manifestó el jefe del Gobierno al presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en una conversación telefónica en la que este último pidió que Saakashvili, ciudadano de Ucrania, pueda ser atendido por médicos ucranianos, informó la oficina prensa del Ejecutivo.

En respuesta a la petición del mandatario ucraniano de que Saakashvili pueda ser visitado por su madre y otros familiares, Garibashvili indicó que desde que fue detenido el 1 octubre pasado el expresidente "ha recibido más de cien visitantes: abogados, diputados, familiares".

Al comentar las denuncias de Saakashvili de que fue golpeado durante su traslado a un hospital penitenciario de Tiflis, el primer ministro indicó que este opuso resistencia y que la actuación de los funcionario se ajustó a lo que estipula la ley.

Calificó las acciones de Saakasvili de "ilegales, provocadoras, destructivas" y añadió que "suponen una amenaza para la estabilidad del Estado".

Además, Garibashvili trasladó a Zelenski que "es inaceptable la injerencia de un ciudadano de Ucrania en los asuntos internos de Georgia".

Saakashvili, quien ejercía de jefe del Comité Ejecutivo de Reformas de la Presidencia de Ucrania tras recuperar en 2019 la ciudadanía ucraniana, fue condenado en 2018 en ausencia a tres y seis años de cárcel por corrupción y abuso de poder.

El 29 de septiembre pasado regresó clandestinamente a Georgia y dos días después fue detenido y recluido en un penal en las afueras de Tiflis, donde se declaró en huelga de hambre.

Desde entonces sus partidarios celebran periódicamente manifestaciones para exigir su libertad.

Afronta otros cargos que pueden acarrearle hasta 11 años de prisión, incluido el de entrada ilegal en el país.

Este miércoles se celebró la primera vista del juicio a Saakashvili por ordenar la disolución violenta de una manifestación opositora en 2007, que dejó centenares de heridos.

Las autoridades penitenciarias no permitieron al exmandatario participar en la vista con el argumento de que podría ser perjudicial para su salud.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.