George Arroyo: fallece un pionero de la radio hispana en Florida Central

Eran los primeros años de la década del 1980 y apenas había en Florida Central una emisora de baja frecuencia totalmente en español en el área de Kissimmee. También era la época en que los hispanos, principalmente los puertorriqueños, comenzaban a descubrir Florida Central como un nuevo asentamiento.

Y hasta allí llegó el puertorriqueño George Arroyo acompañado de su esposa, hijos y el gran sueño de fundar lo que fue WONQ, la primera gran emisora en español con licencia en la ciudad de Orlando.

Q Broadcasting Corporation, mejor conocida 11Q, abrió sus estudios en la John Young Parkway en Orlando en 1985. Se le conocía como “11Q” y durante casi dos décadas fue la fuente de información de los hispanos para noticias, eventos culturales paro también para alimentar el alma con buena música latina, recordó George Arroyo, Jr., mejor conocido como George Mier, y quien es el hijo mayor del veterano radiodifusor. Ahora, la emisora tiene operaciones en el área de Altamonte Springs.

Don George Arroyo falleció esta semana, a sus 78 años, por causas naturales.

“Papi trabajó hasta el final. Hasta el último momento estuvo pendiente a las operaciones de la emisora y hasta envió un correo electrónico dándonos instrucciones”, dijo Arroyo a El Sentinel Orlando.

Aun cuando trabajaba en los medios, a Don George no le gustaba ser el protagonista, ni estar frente a los podios o con micrófono en mano. Su pasión era el de ser un estratega, descubrir talento o ser el ingeniero del producto que saldría al aire.

“Una vez íbamos al hospital y le dije, ‘papi: cuando ya no estés aquí, mucha gente va a hablar de ti y sé que eso a ti no te gusta. Y te los digo porque en tu trayectoria, has hecho mucho por mucha gente y quizás tu piensas que eso es normal, pero quiero que sepas que va a aparecer mucha gente a agradecértelo”, contó Arroyo quien siempre acompañaba a su padre desde que operaba emisoras radiales en su natal Puerto Rico.

George Arroyo y su emisora radial fueron taller para muchos profesionales que hoy día laboran en diversas facetas en los medios de comunicación social hispano de Florida Central. Con su pasión, ética y franqueza pavimentó el camino para nuevas generaciones de comunicadores en Florida Central. ¡Qué descanse en paz Don Goerge!