Genesis G80 Electrified del 2023, con un competitivo rango de manejo

·4  min de lectura
Cortesía

Muchos fabricantes de automóviles se están comprometiendo con un futuro completamente eléctrico y Genesis es uno de ellos. El G80 (así lo llama la marca, el Electrificado G80) despoja al sedán mediano de Genesis de sus partes mecánicas alimentadas por gas y las cambia por un tren motriz EV muy competente.

Debido a que Genesis diseñó la plataforma del G80 para respaldar la electrificación completa desde el primer momento, este sedán no solo puede acomodar un paquete de baterías de 87.2 kilovatios-hora, sino también una arquitectura de carga de 800 voltios.

Las diferencias exteriores son igualmente discretas, y el mayor obsequio es la elegante parrilla cerrada del G80 eléctrico, que oculta perfectamente un puerto de carga justo fuera del centro en el lado del conductor. Su velocidad máxima de carga de 187 kW permite que la batería del G80 pase de un estado de carga del 10 % al 80 % en tan solo 22 minutos.

Tren de potencia

La configuración de motor dual produce 365 caballos de fuerza y 516 libras-pie de torque. Hay un paquete de baterías de 87.2 kWh en el piso del automóvil, que se dice que proporciona hasta 282 millas de autonomía por carga. El Electrified G80 viene de serie con un sistema de dirección en las ruedas traseras. Trae transmisión directa F/R.

Interioriores

El Electrified G80 viene solo en el modelo Prestige y bien cargado, por lo que está adornado con tapicería de cuero suave y atractivos detalles de madera. El espacio trasero para las piernas es comparable al de otros sedanes, aunque el espacio libre trasero es más ajustado. Las superficies de cuero suave están acentuadas con diales de metal estriado. Los lujosos asientos delanteros se calientan y enfrían y tienen funciones de masaje y corrección de postura.

El paquete de baterías debajo del piso eleva la posición del asiento, con una reducción de casi 3 pulgadas en el espacio para la cabeza del pasajero trasero, aunque solo las personas más altas realmente lo notarán. La ubicación del motor eléctrico trasero reduce el espacio del maletero, lo que reduce la capacidad de carga del G80 de 13.1 pies cúbicos a 10.8.

Tecnología

Hay grupo de indicadores digitales nítidos y reconfigurables de 12.3 pulgadas, que se encuentra frente al conductor, al igual que una pantalla de visualización frontal, y hay una pantalla táctil central de 14.5 pulgadas que ejecuta el mismo software de infoentretenimiento que encontrará en otros modelos de Genesis. Apple CarPlay y Android Auto son compatibles, pero sólo a través de una conexión USB-A con cable. Agrega plataforma de carga inalámbrica y un estéreo Lexicon de 21 bocinas.

Seguridad

Viene de serie con frenos antibloqueo, control de estabilidad y tracción, sistemas de alerta de tráfico cruzado trasero de carril de salida, puntos ciegos, una advertencia antes de la colisión y el sistema de preparación con los sensores de control de crucero adaptado, airbags delanteros y traseros, airbags laterales de cortina y un airbag de rodilla del conductor.

En carretera

El G80 acelera enérgicamente. La potencia de rango medio es amplia, lo que hace que las maniobras de adelantamiento sean muy sencillas, y no hay sonidos raros para acompañar la experiencia, algo distinto a la naturaleza del G80 de gasolina.

El andar es un poco más rígido gracias al peso adicional del tren motriz eléctrico, unas 585 libras adicionales en comparación con el G80 Sport, pero las ruedas de 19 pulgadas y las llantas para todas las estaciones hacen un trabajo adecuado para mitigar el pavimento irregular. La dirección es pesada en acción, pero algo perezosa en respuesta. Tiene varios niveles de frenado regenerativo seleccionables por el conductor, que son fáciles de modular.

A pesar de algunos pequeños inconvenientes, el Electrified G80 es un vehículo convincente que se conduce casi de manera idéntica al modelo con motor de gasolina, con un interior cómodo y un competitivo rango de manejo.

Precio y redimiento

El precio para el modelo base es de $80,920, un ahorro importante comparado a los $110,690 del Tesla Modelo S en su forma más barata o incluso a $103,360 de un Mercedes-Benz EQS450.

El rendimiento estimado de una carga es de 282 millas, aunque este no está verificado por la EPA.