El general Rodríguez Pérez no fue detenido, se entregó, dice abogado

·2  min de lectura

CHILPANCINGO, Gro., septiembre 15 (EL UNIVERSAL).- El excomandante del 27 Batallón de Infantería de Iguala, el general brigadier José Rodríguez Pérez, no fue detenido, se entregó voluntariamente, refutó que el abogado de los papás y mamás de los 43, Vidulfo Rosales Sierra. En un comunicado conjunto, las organizaciones sociales que acompañan a los padres y madres informaron que además del exalcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, fueron absueltas otras 19 personas, entre ellos 11 policías de Iguala.

Este jueves, durante el foro La opacidad de las fuerzas armadas, realizado en la normal de Ayotzinapa, Rosales Sierra afirmó que el general Rodríguez Pérez se entregó voluntariamente la noche del miércoles. Sin embargo, afirmó que hasta el momento ni el gobierno federal ni la Fiscalía General de la República (FGR) le han notificado de la detención del general.

Aseguró que hasta el momento desconocen cuál es el delito por el cual está siendo acusado el general. "Los padres y las madres no han sido notificados aún de la radicación de esta causa penal, ignoramos por ello los extremos de la acusación, incluyendo los delitos que se le imputan", informaron las organizaciones sociales en el comunicado. En el texto, explicaron que desconocen si la acusación contra el general forma parte de la indagación que realiza la Comisión de la Verdad y Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa (Covaj) o de los hechos investigados por la Unidad Especial de Investigación y Licitación para el Caso Ayotzinapa (Ueilca).

"La prueba sobre la colusión de elementos del 27 Batallón de Infantería con la delincuencia organizada es abundante, si este proceso avanza con prueba sólida puede ser muy relevante para que rindan cuentas quienes por acción u omisión tienen responsabilidades", dice el comunicado. En el último informe de la Covaj, el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas Rodríguez, confirmó la participación activa del Ejército en los ataques, asesinatos y desaparición contra los normalistas de Ayotzinapa hace ocho años.