General: filtraciones fracturaron relaciones EEUU

Por DAVID DISHNEAU
El soldado Bradley Manning es escoltado al salir del tribunal en Fort Meade, Maryland, el martes 30 de julio de 2013 luego de recibir un veredicto en su juicio militar. (Foto AP/Patrick Semansky)

FORT MEADE, Maryland, EE.UU. (AP) — La información secreta que Bradley Manning reveló a través de WikiLeaks fracturó las relaciones del ejército de Estados Unidos con gobiernos extranjeros y los aldeanos afganos, dijo el miércoles un ex general en la audiencia de sentencia del soldado.

Fue la primera vez que se permitió en el juicio un testimonio sobre el daño real que las filtraciones pueden haber causado.

El brigadier general retirado del ejército Robert Carr dijo que el material que Manning filtró identificó a cientos de aldeanos afganos amigables por su nombre, lo que provocó que algunos de ellos dejaran de ayudar a las fuerzas estadounidenses.

"Una de nuestras principales misiones es proteger a la población allá", dijo Carr, quien lideró un grupo de trabajo del Departamento de Defensa que analizó los riesgos de las filtraciones. "Tuvimos que acercarnos a la población, tuvimos que entender a esa población y tuvimos que protegerlos. Si el adversario tenía más claridad, en cuanto a qué personas en el pueblo estaban colaborando con las fuerzas de Estados Unidos, entonces hay una posibilidad de que esas personas podrían estar en mayor riesgo".

El ex analista de inteligencia fue declarado culpable de 20 de los 22 cargos por el envío de cientos de miles de secretos gubernamentales y diplomáticos a WikiLeaks y enfrenta hasta 136 años de prisión. Fue declarado inocente de ayudar al enemigo, lo que podría haber significado cadena perpetua sin libertad condicional.

La defensa de Manning espera una pena de prisión mucho más corta y le pidió al juez militar del caso que fusione dos de sus condenas de espionaje y dos de sus condenas de robo. Si el coronel del ejército Denise Lind accede a hacerlo, enfrentaría un máximo de 116 años en prisión.

Carr dijo que el Talibán ejecutó a un ciudadano afgano asegurando que había vinculado al hombre a la lista de los aldeanos, pero el general no podía encontrar su nombre en el material que Manning filtró.

"Volvimos y buscamos su nombre en las revelaciones. El nombre no estaba allí", dijo Carr.

La defensa objetó y el juez dijo que iba a hacer caso omiso de esa parte de su testimonio.

Carr también dijo que la filtración de cables lastimó las relaciones con otros países, debido a que Estados Unidos tuvo que negociar con ellos para llevar suministros a las zonas de guerra.

Algunos de los cables "eran muy directos y a veces críticos de la forma en que esa nación anfitriona en particular respondió, por lo que creó algunas fracturas en nuestra capacidad para entrar allí y comunicarnos".

Los fiscales militares dijeron que iban a llamar hasta 20 testigos para la fase de sentencia. El gobierno dijo que casi la mitad de los testigos de la acusación declararían sobre asuntos confidenciales a puerta cerrada. Estos incluyen expertos en contrainteligencia, planificación estratégica y terrorismo.