Gemelos siameses cuyos cerebros estaban fusionados son separados por un cirujano del Reino Unido

·3  min de lectura

Un par de siameses brasileños que estaban unidos por la cabeza han sido separados con éxito por un cirujano del Reino Unido.

Bernardo y Arthur Lima, de tres años, nacieron con el cerebro fusionado y fueron sometidos a múltiples operaciones en Río de Janeiro, Brasil, bajo la dirección del cirujano pediátrico del Great Ormond Street Hospital, Noor ul Owase Jeelani.

Los niños han sido sometidos a siete intervenciones quirúrgicas, con más de 33 horas bajo el bisturí solamente en las dos últimas, y con la participación de casi 100 miembros del personal médico.

Las intervenciones fueron dirigidas por Jeelani, junto con el Dr. Gabriel Mufarrej, jefe de cirugía del Instituto Estadual do Cerebro Paulo Niemeyer. Los cirujanos pasaron meses ensayando las técnicas mediante la realidad virtual antes de comenzar las intervenciones reales en los niños.

Jeelani describió la operación como un “logro notable” de los médicos tras el éxito obtenido.

Dijo: “La exitosa separación de Bernardo y Arthur es un logro notable del equipo de Río y un fantástico ejemplo de por qué el trabajo de Gemini Untwined es tan valioso”.

“No sólo hemos proporcionado un nuevo futuro a los niños y a su familia, sino que hemos dotado al equipo local de la capacidad y la confianza necesarias para volver a realizar con éxito un trabajo así de complejo en el futuro”.

“Es a través de este proceso de trabajo en equipo y de intercambio de conocimientos a nivel mundial que podemos esperar mejorar los resultados para todos los niños y familias que se encuentran en esta difícil situación”.

“Esto solo es posible gracias a las generosas donaciones de los ciudadanos”.

Los cirujanos utilizaron la realidad virtual antes de la cirugía para probar las técnicas (PA)
Los cirujanos utilizaron la realidad virtual antes de la cirugía para probar las técnicas (PA)

Mufarrej dijo que el hospital en el que trabaja ha estado atendiendo a los niños durante dos años y medio, y que su cirugía “cambiará su vida”. Agregó: “Desde que los padres de los niños vinieron de su casa en la región de Roraima a Río en busca de nuestra ayuda hace dos años y medio, se han convertido en parte de nuestra familia aquí en el hospital”.

“Estamos encantados de que la operación haya ido tan bien y de que los niños y su familia hayan tenido un resultado que les ha cambiado la vida”.

Los gemelos fueron sometidos a múltiples cirugías antes de ser separados con éxito (PA)
Los gemelos fueron sometidos a múltiples cirugías antes de ser separados con éxito (PA)

Su trabajo fue apoyado por Gemini Untwined, una organización benéfica fundada por Jaleeni para recaudar fondos para los hermanos que nacen unidos por la cabeza, llamados gemelos craneópagos.

Separar a Bernardo y a Arthur fue uno de los procesos de separación más complejos jamás realizados, y muchos cirujanos no lo creían posible, según la organización benéfica.

Dado que los gemelos tienen casi cuatro años, son también los gemelos craneofágicos con el cerebro fusionado de mayor edad que han sido separados.

Ambos gemelos se están recuperando bien en el hospital y recibirán apoyo durante seis meses de rehabilitación, ha dicho la organización benéfica.

Las niñas Safa y Marwa Ullah, de dos años, procedentes de Charsadda, en Pakistán, saliendo del hospital Great Ormond Street tras una operación de separación de cabezas con su madre Zainab Bibi y su abuelo Mohammad Sadat (PA)
Las niñas Safa y Marwa Ullah, de dos años, procedentes de Charsadda, en Pakistán, saliendo del hospital Great Ormond Street tras una operación de separación de cabezas con su madre Zainab Bibi y su abuelo Mohammad Sadat (PA)

Según las cifras de Gemini, uno de cada 60.000 nacimientos da lugar a gemelos siameses, y solo el 5 por ciento de ellos son craneópagos.

En 2019, las hermanas craneópagas Safa y Marwa Ullah, de dos años y originarias de Charsadda en Pakistán, fueron sometidas a tres grandes operaciones para separar sus cabezas en el GOSH (Great Ormond Street Hospital), también dirigido por Jeelani.

Para garantizar que las operaciones se realizaran sin contratiempos, los expertos utilizaron la realidad virtual para crear réplicas exactas de las anatomías de las niñas y la impresión en 3D para crear modelos de plástico de las estructuras, todo lo cual utilizaron para practicar.

Durante la operación, los médicos trabajaron primero para separar los vasos sanguíneos de las niñas y luego insertaron una pieza de plástico en sus cabezas para mantener separados los cerebros y los vasos sanguíneos. Los escáneres habían mostrado que las niñas tienen dos cerebros distintos pero deformados, lo que el plástico y un sistema de poleas ayudaron a corregir.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.