GB: Fue ilegal regresar a pacientes a hogares de ancianos

·2  min de lectura
CORONAVIRUS GRAN BRETAÑA (AP)
CORONAVIRUS GRAN BRETAÑA (AP)

Un tribunal en Gran Bretaña falló el miércoles que fue ilegal la decisión del gobierno de permitir que pacientes en hospitales fueran llevados a hogares de ancianos sin hacerles la prueba de COVID-19, lo que causó miles de muertes en las etapas tempranas de la pandemia.

Dos jueces del Tribunal Superior dijeron que la política aplicada en marzo y abril de 2020 fue ilegal porque no tomó en cuenta el riesgo que acarreaban los enfermos asintomáticos para las personas ancianas o vulnerables.

Los magistrados agregaron que las autoridades no tomaron en cuenta otras opciones, como por ejemplo apartar temporalmente a los pacientes del resto de los residentes de los hogares de ancianos.

“No se trataba de dos opciones excluyentes, entre hacer nada, por un lado, y colocar en cuarentena a todos los residentes nuevos, por el otro”, expresaron los magistrados.

El fallo surge en respuesta a la demanda de dos mujeres cuyos padres murieron cuando el virus asoló los asilos donde vivían. Sus abogados sostuvieron que las decisiones que llevaron al contagio entre los ancianos y personas vulnerables fueron “uno de los errores de políticas públicas más flagrantes y devastadores de la era moderna”.

Los jueces coincidieron con algunos de los argumentos de la demanda, pero rechazaron los reclamos con base en leyes de derechos humanos o presentados contra el Sistema Nacional de Salud.

Al igual que muchos otros países, Reino Unido no contaba con muchas pruebas del virus al inicio de la pandemia y muchos enfermos asintomáticos fueron dados de alta y llevados de vuelta a casas de ancianos, donde contagiaron al resto de la población.

Unos 20.000 residentes de hogares de ancianos murieron del virus en Gran Bretaña en la etapa inicial de la pandemia.

El entonces secretario de Salud, Matt Hancock, ha declarado que el gobierno hizo todo lo que pudo para proteger a la población durante lo que fue la peor crisis de salud pública en décadas.

El despacho de Hancock emitió un comunicado afirmando que la decisión del tribunal lo había exonerado de toda acusación y que “actuó razonablemente bajo todas las circunstancias”. Añadió que Hancock hubiera deseado que los funcionarios de salud pública le hubieran dicho antes todo lo que sabían sobre la capacidad de contagio del virus entre personas asintomáticas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.