GB denuncia desaparición de niños solicitantes de asilo

Robert Jenrick ministro de Estado británico (ministro de Inmigración) llega a una reunión del gabinete en Downing street en Londres, martes, 17 de enero de 2023. (AP Foto/Kirsty Wigglesworth) (ASSOCIATED PRESS)

LONDRES (AP) — Partidos de la oposición y organizaciones de protección de la infancia acusaron el martes al gobierno británico de poner en peligro a jóvenes en situación de vulnerabilidad, después de que las autoridades afirmaran que decenas de niños que llegaron a Gran Bretaña como solicitantes de asilo han desaparecido.

El ministro de Inmigración, Robert Jenrick, dijo a los legisladores que más de 200 niños y adolescentes menores de 18 años habían desaparecido de alojamientos autorizados por el gobierno. Dijo que la mayoría eran adolescentes varones procedentes de Albania.

El legislador del Partido Laborista Peter Kyle dijo que 76 niños habían desaparecido de un hotel en la ciudad de Brighton, en la costa sur, uno de varios hoteles en todo el país donde los niños no acompañados son alojados temporalmente.

El periódico The Observer citó esta semana a fuentes de protección de menores y a un informante no identificado que trabaja para un contratista del gobierno, quienes afirmaron que docenas de jóvenes habían sido secuestrados en la calle a las puertas de un hotel de Brighton y metidos en coches.

“La realidad incómoda para nosotros es que si desapareciera un solo niño emparentado con alguno de los presentes en esta sala, el mundo se pararía”, dijo Kyle en la Cámara de los Comunes. “Pero en la comunidad que represento ha desaparecido un niño, luego desaparecieron cinco, luego desaparecieron una docena, luego desaparecieron 50 y actualmente han desaparecido 76 y no pasa nada”.

La portavoz laborista de Inmigración, Yvette Cooper, acusó al gobierno de “una total dejación de funciones que está poniendo en peligro a los niños”.

Rachel de Souza, comisionada para la infancia en Inglaterra, dijo que los informes de niños desaparecidos de hoteles “han evidenciado, una vez más, la vulnerabilidad de estos niños, que se encuentran en el limbo, con un grupo de gente decidida a explotarlos.”

“Me preocupa la seguridad de este grupo de niños cuya vulnerabilidad se agrava por no hablar inglés, muchos de los cuales no tienen una red de apoyo y desconocen sus derechos”, afirmó en una carta al Ministerio del Interior.