GB: 11 aspirantes buscan suceder al primer ministro Johnson

·2  min de lectura
GBRETAÑA-POLÍTICA (AP)
GBRETAÑA-POLÍTICA (AP)

Los aspirantes a reemplazar a Boris Johnson como primer ministro de Gran Bretaña están lanzando promesas de reducción de impuestos al electorado, al tiempo que funcionarios del Partido Conservador se preparan el lunes para reducir rápidamente el abarrotado campo de casi una docena de candidatos.

Un ministro subalterno poco conocido, Rehman Chishti, se convirtió en el 11mo candidato en declarar que quiere suceder a Johnson, que renunció como líder del partido el jueves en medio de una revuelta del partido detonada por meses de escándalos éticos. Entre los aspirantes se encuentran la secretaria del Exterior, Liz Truss, el jefe del Tesoro Nadhim Zahawi, los exsecretarios de Salud, Sajid Javid y Jeremy Hunt, y los legisladores junior Tom Tugendhat y Kemi Badenoch.

El nuevo líder será elegido en un proceso de dos etapas en el cual los 358 legisladores conservadores reducen la contienda a dos candidatos a través de una serie de votos de eliminación. El último par se someterá a una votación postal de todos los miembros del partido en todo el país. Según el sistema parlamentario británico, el próximo líder del partido se convertirá automáticamente en primer ministro sin necesidad de elecciones generales.

El Comité 1922 del partido, que organiza contiendas de liderazgo, elegirá un nuevo ejecutivo el lunes, que establecerá las reglas para el proceso. El comité desea completar la fase parlamentaria de las elecciones para cuando los legisladores tengan su receso de verano el 21 de julio. Eso dará una segunda ronda de verano con un nuevo líder para cuando la Cámara de los Comunes regrese el 5 de septiembre.

Una decisión clave del comité será cuántas nominaciones necesitará un candidato para estar en la primera votación. En la última competencia de liderazgo en 2019 fueron ocho, pero se espera que el umbral sea de 20 o más esta vez, una medida que eliminaría a algunos aspirantes de inmediato.

Muchos conservadores desconfían de dejar a Johnson en el cargo demasiado tiempo, preocupados de que un líder no reelecto es lo último que el país necesita con la guerra en Ucrania, los aumentos de los precios de los alimentos y la energía que llevan la inflación a niveles no vistos en décadas y el creciente malestar laboral. A algunos también les preocupa que Johnson —derribado por escándalos sobre dinero, incumplimiento de reglas y su manejo de las acusaciones de conducta sexual inapropiada de legisladores— pueda hacer daño incluso como primer ministro interino.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.