Gavin McInnes, fundador de los Proud Boys, fue aparentemente interrumpido por la policía en su show en vivo

·3  min de lectura

El fundador de Proud Boys y agitador de extrema derecha, Gavin McInnes, fue interrumpido y desapareció de una transmisión en vivo anoche, y sus aliados informaron que había sido arrestado, posiblemente por el FBI.

McInnes —un “activista” notoriamente misógino, racista y homofóbico que fue pionero en un estilo ahora familiar de organización violenta de la derecha mezclada con una actitud intelectual estilo troll de Internet— presentaba su programa Get Off My Lawn el jueves cuando personas no identificadas aparentemente ingresaron a su estudio.

Se levantó de su silla sin apagar el micrófono y comenzó a hablar con alguien fuera de cámara.

“Estamos grabando un programa, ¿podemos hacerlo en otro momento?” dijo, intercambiando palabras con alguien fuera del alcance de su micrófono. “Está bien, con mucho gusto lo hago, buscaré un abogado, nos sentaremos y tendremos una conversación, programaremos una reunión y nos sentaremos con mi abogado”.

Luego de que le dijera a quien sea que le estuviera hablando: “no te dejé entrar”, la conversación se alejó del micrófono. Una versión más definida del audio que circula en Twitter no aclara lo que se dijo después.

Los detalles completos de quién ingresó al estudio y qué sucedió allí aún no se divulgan. Hasta el momento no ha habido ningún anuncio oficial de la policía sobre el arresto de McInnes, y él tampoco ha declarado nada.

La policía de Nueva York y el FBI de la ciudad de Nueva York confirmaron que no arrestaron a McInnes el viernes en la mañana.

Sin embargo, varios de sus seguidores y asociados especularon furiosamente sobre lo sucedido, algunos de ellos aparentemente convencidos de que el FBI estaba involucrado.

McInnes dijo en un episodio a principios de esta semana que había visto un auto de policía sin identificación cerca de su casa e interactuó con los oficiales dentro.

“Hoy, salí… y había un auto de policía particular estacionado frente a mi casa. Así que me acerqué y dije: ‘¿Cómo estamos?’ Y se veían muy incómodos”.

El comediante Josh Denny, cuyo programa es transmitido por el sitio de McInnes, afirmó que había confirmado con “nuestra gente” que los eventos en la transmisión en vivo “no fueron un montaje”.

“El espectáculo continúa”, escribió. “No vamos a cancelar NADA. Estamos trabajando con el equipo de @censoreddottv y @RelocationBoss para sacarlo”.

“Ahí estaremos, ca**jo. #FreeGavin”

El canal de Telegram de McInnes, que casi siempre está activo, ha estado en silencio desde antes del incidente, pero en su última publicación antes del programa parecía aludir a preocupaciones legales.

“Acabo de hacerme una prueba de ADN y resulta que soy 100 por ciento blanco, incluso cuando estoy llorando como loco. Sí, tengo problemas con la ley, eso es lo humano en mí”.

McInnes, quien además de Proud Boys también cofundó Vice Media, se “desvinculó” de la pandilla paramilitar “chovinista occidental” en 2018, pero fue visto usando los distintivos atuendos negros y dorados en enero, cuando presentó un episodio de Get Off My Lawn con motivo del aniversario del ataque del 6 de enero al Capitolio de los Estados Unidos.

Numerosos miembros de alto rango de Proud Boys enfrentan cargos en relación con el ataque y se espera que sean juzgados a finales de este año. McInnes no está entre ellos.

Según Denny, “Gavin estaba EN CONTRA de ir el 6 de enero. Estaba EN CONTRA de Charlottesville (y les dijo a Proud Boys que los expulsaría del club si iban), pero se está pudriendo en la cárcel porque se atrevió a cuestionar la autoridad”.