Gasto per cápita en salud para población sin seguridad social caerá 2.1%, mientras que para la población asegurada crecerá

·5  min de lectura
salud
salud

El gasto per cápita en salud para la población sin seguridad social tendrá una caída de 2.1%, al pasar de 3 mil 733 pesos en 2022 a 3 mil 694 en 2023.

De acuerdo con el análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) a lo solicitado en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2023 para los sistemas de salud, el que crecerá será el gasto para la población asegurada.

El mayor aumento lo tendrán quienes son derechohabientes de Pemex, con 5.7%. El gasto en este subsistema de salud ya era de por sí alto y ahora pasará de 29 mil 190 pesos a 30 mil 858 pesos.

También para los afiliados al ISSSTE crecerá el gasto per cápita, en 8.4%, al pasar de 5 mil 240 pesos a 5 mil 682. Lo menos favorecidos serán los derechohabientes del IMSS, para quienes el gasto per cápita pasará de 5 mil 316 pesos a 5 mil 529, un aumento de 4%.

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2023 solo se destinará 0.85% del Producto Interno Bruto (PIB) para dar atención en salud a la población sin seguridad social, cuando, de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se le debería destinar a esto al menos 3% del PIB.

La OMS recomienda que los países destinen al menos 6% del PIB para dar atención en salud a su población, en el caso de México la población que no cuenta con seguridad social es alrededor de la mitad, por lo que debería destinársele al menos un 3%.

Contrario a eso, de acuerdo con un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), en 2018, cuando empezó este gobierno, el gasto para atender a la población sin afiliación a instituciones de seguridad social fue de 241 mil 526 millones de pesos, lo que representa 1.03% del PIB.

Para 2020, de acuerdo con el análisis del CIEP, este gasto tuvo un aumento al sumar 271 mil 144 millones de pesos, y alcanzar un porcentaje del PIB de 1.16%. Sin embargo a partir de entonces ha experimentado caídas, 2023 no es la excepción en esto, y lo dejará en 0.81%.

Sumando todos los programas y rubros que tienen recursos para la población no asegurada, el monto total para 2022 fue de 256 mil 621 millones de pesos, mientras que para 2023 sería de 253 mil 409 millones de pesos.

“Todo esto es insuficiente para atender a la población sin seguridad y para dar viabilidad al IMSS-Bienestar que plantearon hace dos semanas”, afirma Alejandra Macías, directora del CIEP.

Lee: Para 2023, gobierno plantea recortar 55% de los recursos del Programa de Vacunación

¿Dónde quedó el IMSS-Bienestar?

Respecto al nuevo Organismo Público Descentralizado IMSS-Bienestar, que se creó por decreto del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador justo para dar atención a la población sin seguridad social, el pasado 31 de agosto, aún no aparece con monto alguno en el PPEF 2023.

“El presupuesto para este OPD podría presentarse con las modificaciones al presupuesto, porque en la iniciativa de Ley de Ingresos se menciona que todo el saldo remanente del Fondo de Salud para el Bienestar (Fonsabi, antes Fondo de Gastos Catastróficos) se tendrá que transferir a la Tesorería de la Federación (Tesofe) durante el primer semestre de 2023, para atender a la población sin seguridad social. Ese monto es de 37 mil 800 millones de pesos”, explica Judith Senyasen Méndez, coordinadora de Salud y Finanzas del CIEP.

Esto sería grave, agrega la analista, “porque significa acabarse todos los recursos de un fondo que era para atención de tercer nivel, para enfermedades con gastos catastróficos, como el cáncer y el VIH, y pasarlo a la atención para primer y segundo nivel”.

Lo que sí aparece en este PPEF 2023 para servicios a la población sin seguridad social es el Programa Atención a la Salud (solo considerando Insabi) con un monto de 19 mil 552 millones de pesos, lo que representa un incremento marginal de 0.01% en términos reales, con respecto al presupuesto de 2022.

Otro programa que va para la población sin seguridad social es el Programa de Atención a la Salud y Medicamentos gratuitos, que en 2022 tuvo un presupuesto de 77 mil 573 millones de pesos y para este PPEF 2023 aparece con 81 mil 914 millones de pesos, un incremento en términos reales de 0.6%.

Además, al analizar las partidas específicas de medicamentos en todos los subsistemas (IMSS, ISSSTE, Pemex) resulta que habrá una reducción en el gasto para esto de 14.7%.

En tanto que el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), que da recursos a las entidades para atender a la población sin seguridad social pasará de 117 mil 537 millones de pesos a 125 mil 564, lo que en términos reales da un incremento de apenas 1.8%.

Mientras que el Programa IMSS-Bienestar (diferente al OPD que aún no aparece en el PPEF) tendrá una reducción en términos reales de 17.1%, al pasar de 23 mil 689 millones a 20 mil 628 millones de pesos.

En total, resume la analista de CIEP, el paquete económico 2021 propone un aumento de 4.2% al sistema de salud, 35 mil 168 millones de pesos más que en 2022, con lo que alcanzaría 892 mil 849 millones de pesos, equivalentes a 2.84% del PIB y a 10.8% del gasto neto total, con lo que mantiene una brecha de más de 3 puntos del PIB, para llegar a los 6%, que es el gasto que sugiere la OMS como lo adecuado.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El cargo Gasto per cápita en salud para población sin seguridad social caerá 2.1%, mientras que para la población asegurada crecerá apareció primero en Animal Político.