Gases lacrimógenos y cañones de agua contra migrantes en la frontera entre Polonia y Belarús

Las fuerzas de seguridad polacas en el paso fronterizo entre Belarús y Polonia usaron gases lacrimógenos y cañones de agua contra los solicitantes de asilo que intentan cruzar a la Unión Europea. Más de 4.000 personas están atrapadas entre ambos países. El presidente bielorruso Alexander Lukashenko habló con la canciller alemana, Angela Merkel en un intento por rebajar el tono de los últimos días.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.