Gas licuado estadounidense es la alternativa que podría salvar a Europa

En Estados Unidos las plantas de gas trabajan a toda marcha , en la costa de Luisiana empleados doblan turnos con un solo objetivo, entregar a Europa la cantidad suficiente del producto dados los cortes de suministro de Rusia. Las fábricas norteamericanas convierten en líquido el gas para reducir su volumen, así facilitan su transportación en buques hacia el viejo continente. EE.UU incrementará este año en 15.000 millones de metros cúbicos su suministro.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.