Garralda dejará Juguetón cuando sea el momento

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 29 (EL UNIVERSAL).- Jorge Garralda, creador del movimiento altruista Juguetón, que llega a su edición número 28, señala: "Hacer una obra social en México es muy difícil, es más fácil ser malandrín". En entrevista, expresó que han habido miles de personas que le han dicho que no haga este proyecto pero, aún así, se sigue llevando a cabo.

"Yo puedo presumir que ayudé a millones de mexicanos, y no voy en campaña, llevo más de 200 millones de juguetes entregados. Hacemos paquetes donde traemos desde ocho a 14 productos más o menos; hacemos un millón de bolsas". Garralda señaló que está dispuesto a pasar la batuta a otra persona para que se encargue de este proyecto, ya que no piensa estar para siempre.

"He capacitado a mucha gente, alguien tiene que llevar esto porque yo no quiero retirarme de aquí en silla de ruedas. Quiero vivir también, pasear, yo en vacaciones de diciembre no he salido en 28 años". Debido a que este proyecto nació hace casi tres décadas, Garralda recordó que ha habido personas a las que en su momento se les regalaron juguetes y ahora se han acercado, trayendo a sus hijos y agradeciendo; algunos han colaborado con él.

"Los hemos tenido de voluntarios, practicantes, algunos ya los contratamos en otras áreas; otros vienen a devolver que alguna vez alguien pensó en ellos. Alguien había sido niño Juguetón que estudió comunicación para hacer lo que yo hago".

En alguna ocasión en el aeropuerto de Chihuahua una persona se le acercó para decirle que hace varios años su mamá le pidió ayuda para su escuela, debido a que no tenían útiles, y actualmente está estudiando la licenciatura en Derecho.

"Si no le hubiéramos dado los útiles, ¿qué hubiera sido, franelero, acomoda carros?"

Actualmente hay elementos del Ejército, la Marina, la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México, ayudando a empacar los juguetes, al lado de las instalaciones de Azteca Ajusco, en donde también se encuentra la Villa Juguetón, un lugar de 2 mil 400 metros cuadrados en donde el público puede disfrutar de atracciones para los niños, tras hacer su donación.

"El 31 (de diciembre) que están preparando la cena, aquí afuera tenemos hileras de camiones que vienen de toda la República a cargar. Están preparando las entregas igual, todos entregamos el día 6 (de enero). Yo no bromeo, entregamos como lo tenemos acordado".