Garland nombra fiscal especial para pesquisas de Trump

El secretario de Justicia de Estados Unidos Merrick Garland anuncia el nombramiento de Jack Smith como fiscal especial a cargo de dos investigaciones del expresidente Donald Trump, el viernes, 18 de noviembre del 2022, en Washington. (AP Foto/Andrew Harnik) (ASSOCIATED PRESS)

WASHINGTON (AP) — El secretario de Justicia estadounidense Merrick Garland nombró el viernes un fiscal especial para que supervise la investigación del Departamento de Justicia sobre la presencia de documentos confidenciales en la residencia del expresidente Donald Trump en Florida, así como aspectos clave de una pesquisa separada sobre el ataque al Capitolio del 6 de enero del 2021 y los esfuerzos para anular la elección del 2020.

El nombramiento del veterano fiscal Jack Smith, realizado apenas tres días después de que Trump anunció su candidatura presidencial para las elecciones del 2024, es un reconocimiento de las claras implicaciones políticas de dos investigaciones que involucran a un expresidente que además es aspirante actual a la Casa Blanca.

La designación instala una nueva cadena de mando sobre pesquisas delicadas que se espera se aceleren ahora que han concluido las elecciones intermedias. Garland mencionó la entrada de Trump a la contienda electoral y las intenciones declaradas de Joe Biden de buscar la reelección como razones para el nombraniento de Smith.

“El Departamento de Justicia ha reconocido desde hace tiempo que en ciertos casos extraordinarios, el interés público se beneficia del nombramiento de un fiscal especial para manejar independientemente una investigación y un proceso judicial”, dijo Garland desde el podio en el departamento.

Trump se dirigió a los medios la noche del viernes en un evento de gala en el Instituto America First Policy en Mar-a-Lago, en donde criticó lo que describió como el “terrible anuncio de hoy del indignantemente corrupto gobierno de Biden y su Departamento de Justicia convertido en arma”.

Lo calificó como un “horrible abuso de poder” y “la más reciente en una larga serie de cacerías de brujas” e insistió que no hizo nada malo.

Smith, que encabezó la sección de integridad pública del Departamento de Justicia en Washington y que más adelante fue el principal fiscal federal interino en Nashville, Tennessee, durante el gobierno de Barack Obama, comenzará a trabajar de inmediato, dijo Garland. Desde el 2018 ha sido fiscal de la corte especial de La Haya, en Holanda, a cargo de investigar crímenes de guerra.

El Departamento de Justicia describió a Smith como un independiente registrado con la clara intención de eliminar cualquier ataque de supuesto sesgo político. Trump es republicano y Biden es demócrata.

“A lo largo de su carrera, Jack Smith ha forjado una reputación como un fiscal imparcial y determinado que encabeza sus equipos con energía y enfoque para seguir los hechos adondequiera que lleven”, dijo Garland. “Como fiscal especial, va a ejercer un juicio independiente para decidir si deben presentarse cargos”.

“Las circunstancias extraordinarias en el caso lo demandan”, agregó.

En una declaración dada a conocer por el Departamento de Justicia, Smith dijo que planeaba realizar su trabajo de manera independiente y en consonancia con “las mejores tradiciones del Departamento de Justicia”.

"El ritmo de la investigación no va a pausar ni titubear bajo mi supervisión”, añadió.

Aunque Smith tendrá la autoridad para procesar crímenes federales que se deriven de su investigación, Garland mantiene la supervisión de sus tareas. Bajo las leyes federales, si el secretario de Justicia rechaza cualquier medida investigativa de Smith, el departamento tendría que notificarlo al Congreso.

El nombramiento casi seguramente generará preguntas de congresistas deseosos de actualizaciones sobre el estatus de las investigaciones. Y la decisión de nombrar a alguien de fuera del departamento fue notable dado que Garland ha reiterado su determinación de restaurar la independencia política de la agencia luego de los añ