Gareth Bale anuncia su retirada a los 33 años

Gareth Bale durante uno de sus partidos en el Mundial de Qatar
Gareth Bale durante uno de sus partidos en el Mundial de Qatar

Gareth Bale durante uno de sus partidos en el Mundial de Qatar

Gareth Bale, exfutbolista del Real Madrid, ha anunciado su retirada del fútbol profesional con 33 años. El galés, cuyo último club ha sido Los Angeles FC, pone fin a una carrera deportiva en la que ha ganado cinco Champions League, tres ligas españolas y ha llevado a su selección a las semifinales de la Eurocopa 2016 y a su primer Mundial desde 1958.

Precisamente, la cita mundialista de Qatar ha acabado siendo el epílogo a la historia de Bale en el fútbol de élite. El atacante firmó una actuación muy discreta, con un gol de penalti (el único de su selección en todo el torneo) y siendo eliminado en fase de grupos.

El futbolista ha hecho pública su decisión a través de un comunicado en sus redes sociales. “Después de haberlo sopesado cuidadosamente, anuncio mi inmediata retirada del fútbol de clubes e internacional”, ha afirmado el ‘Expreso de Cardiff’.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Me siento increíblemente afortunado de haber logrado el sueño de dedicarme al deporte que amo. Me ha dado algunos de los mejores momentos de mi vida. Momentos muy buenos y momentos malos en 17 temporadas que son imposibles de repetir, me depare lo que me depare el futuro”, ha destacado Bale.

El futbolista galés comenzó su carrera profesional en el Southampton, donde firmó buenas actuaciones que hicieron que el Tottenham Hotspur pagara 15 millones de euros para hacerse con sus servicios en la temporada 2007-2008, cuando Bale solo tenía 18 años.

El gran rendimiento del jugador durante las seis campañas que ocupó el flanco izquierdo de los ‘Spurs’ (tanto de carrilero como de extremo) hizo que su nombre pasara a copar las agendas de los principales clubes del mundo.

Las luces y sombras de Gareth Bale

Finalmente, el Real Madrid fue quien se llevó el gato al agua. El conjunto blanco fichó a Bale por 100 millones en la temporada 2013-2014, cuando el galés era considerado uno de los mejores jugadores del mundo.

Su etapa como futbolista madridista, en cuanto a títulos, fue increíblemente exitosa: cinco Champions League, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa, tres ligas, tres Supercopas de España y una Copa del Rey.

Además, fue decisivo en la final de Champions de 2014 (en la que marcó el gol que puso por delante al Real Madrid en la prórroga frente al Atlético de Madrid) y en la final de Champions de 2018. Esa última cita fue el último gran momento de gloria de Bale como madridista, media hora le fue suficiente (fue suplente y salió al campo en el minuto 61) para marcar dos goles, uno de ellos con una memorable chilena, y darle al Real Madrid su decimotercera Copa de Europa.

Otra de las imágenes de Gareth Bale con la camiseta blanca que quedarán para la historia será su carrera frente a Marc Bartra en la final de la Copa del Rey 2014 frente al FC Barcelona. Su cabalgada culminó en un gol que le dio al título al Real Madrid frente al eterno rival.

Sin embargo, la historia de Bale en Madrid no fue ni mucho menos un camino de rosas. Las constantes lesiones lastraron de forma continuada su progresión. Buena prueba de ello es que tan solo en una de sus ocho temporadas en el Real Madrid llegó a alcanzar la treintena de partidos oficiales disputados.

A esa fragilidad, además, le acompañó la falta de actitud en sus últimos años como futbolista blanco. Su desinterés quedó patente en gestos como el de la bandera que sostuvo tras certificarse la clasificación de su selección a la Eurocopa 2020. En ella se podía leer “Gales, golf, Madrid. En ese orden”.

Los desplantes de Gareth Bale al Real Madrid coincidieron en el tiempo con la marcha de Cristiano Ronaldo del club. Muchos esperaban que el galés se echara el equipo a la espalda y se convirtiera en el relevo del portugués. Pero, finalmente, fue Karim Benzema el que asumió ese rol.

En cualquier caso, esas sombras no son suficientes para eclipsar unos méritos (81 goles en 176 partidos y 19 títulos) que han hecho que el nombre de Gareth Bale haya quedado escrito en los libros de historia del Real Madrid.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR