Nadie garantiza que contagio por ómicron sea "leve": experto de UNAM

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 11 (EL UNIVERSAL).- Nadie puede garantizar que la evolución de una infección por ómicron vaya a ser leve. Aunque se asegure que el virus tiene una menor virulencia, no se puede ser negligente o autocomplacientes con las precauciones que hemos venido llevando hasta el momento, dice el doctor Samuel Ponce de León, titular de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus de la UNAM.

La semana pasada un joven de 30 años con sus vacunas, padecía una grave insuficiencia respiratoria por la variante ómicron, destaca.

Asegura que la mayoría de los contagios son por ómicron y a todas las variantes del SARS-CoV-2, hay que tenerles miedo y mantener las precauciones para evitar la infección, agrega.

"El virus SARS-CoV-2 (desde la original Wuhan hasta la variante Ómicron) ‘agarra parejo’, aunque las poblaciones más afectadas están entre 20 y 50 años aproximadamente, porque son las que actualmente tienen más movilidad", refiere.

Ponce de León sugiere que para evitar contagios en el transporte público es necesario mantener abiertas las ventanas de los vehículos, una higiene correcta, sobre todo de mano y llevar ajustado correctamente el cubrebocas y si es posible usar dos, perfectamente sellados.

"Es ideal que el cubrebocas tenga tres capas de una tela de algodón o del material con el que se hacen los cubrebocas quirúrgicos, los azules, que cuentan con unos dobleces que se acomodan muy bien", dice el académico universitario.

Destaca que existen mascarillas con una mayor capacidad de filtración. Son los N95, que tienen una altísima eficacia para el filtro de partículas y se ajustan más y mejor.

Expresa que siempre hay que usar el cubrebocas hasta el puente de la nariz y por debajo de la barbilla.

Refiere que en el caso de un familiar con sospecha de infección, con síntomas o ya infectado con COVID-19, además del autoconfinamiento, los utensilios de comida deben lavarse "con agua, jabón y listo". No es necesario "ningún otro cuidado".

La transmisión del virus, insiste Ponce de León, es por vía aérea. No a través del contacto con este tipo de utensilios (si están lavados) ni del consumo de alimentos.

"Uno se puede infectar si después de tocar alguna superficie (mano, vaso, botella...) donde se hayan depositado secreciones respiratorias por toser o estornudar en ellas, se agarra la nariz, los ojos o la boca", agrega.

Señala también que es fundamental que las personas que desarrollan síntomas de la enfermedad o que sospechan que tienen Covid-19 deben autoconfinarse voluntariamente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.