¿Se puede ganar dinero como creador de contenidos?

·4  min de lectura

La mejor manera de compartir conocimientos, experiencias o recetas de cocina es hacerlo en internet.

A través de un blog personal, un perfil en Instagram o Tiktok, todo el mundo puede convertirse en un "creador de contenidos", es decir producirlos. Se puede hacer en forma de texto, imágenes y a menudo también a través de videos.

Cuando los creadores de contenidos tienen un alcance especialmente grande, se los suele denominar influenciadores.

"Los creadores de contenidos actúan en todo tipo de ámbitos", afirma Philippe Riechel, de la asociación digital Bitkom de Berlín, y enumera áreas como los juegos, la moda, el fitness o la nutrición.

El problema, según Riechel, es que ahora hay mucha competencia en la red. Lo ideal es que quienes inicien su propio blog se diferencien de los demás por sus contenidos, es decir, que se abarquen temas nuevos o poco extendidos.

"Esta es la única manera de llamar la atención, de conseguir seguidores y, quizá incluso algún día, de obtener ingresos por publicidad", señala Mario Kaminski, un consultor de marketing digital.

La búsqueda de un nicho adecuado consiste en identificar las tendencias en la red y combinar estos temas con el propio deseo de producir contenidos online.

Si a uno por ejemplo le apasiona la cocina y la repostería puede elaborar y compartir recetas que puedan prepararse incluso en una autocaravana sin mucho esfuerzo.

"Al fin y al cabo, viajar en autocaravana está de moda, entre otras cosas por el coronavirus", apunta Kaminski. "También es posible que alguien que está pasando por un proceso de independencia laboral informe sobre ello en un blog y comparta con los demás sus experiencias, así como sus éxitos y fracasos", sugiere el consultor.

Según la opinión de Kaminski, la cuestión es ocupar un espacio de ofertas que aún no están tan extendidas en la red. Por ejemplo, aquellos que saben mucho de cosmética podrían ofrecer tutoriales de maquillaje para mujeres mayores de 50 años.

Por otra parte, Philippe Riechel, de Bitkom, subraya que es muy importante definir cómo se quiere encarar el camino al éxito.

"Los que aportan creatividad y pasión y están dispuestos a trabajar intensamente en el tema tienen un buen requisito básico", resalta Riechel.

"Pero sobre todo, hay que invertir mucho tiempo. Al fin y al cabo, se trata de construir tu propia marca y eso requiere trabajar todos los días y producir contenidos", añade Kaminski.

Hay varias formas de atraer la atención y ganar seguidores. Al principio, se pueden comentar las contenidos de otros blogs y hacer referencia y enlazar el propio contenido en el comentario correspondiente.

"Sin embargo, eso es increíblemente tedioso a largo plazo", agrega el consultor de marketing, para quien es más eficaz utilizar plataformas como YouTube, Tiktok o Instagram y subir vídeos o fotos producidas por uno mismo.

"El canal más adecuado suele depender del contenido", acota Riechel, quien asimismo aconseja utilizar varios canales al mismo tiempo y adaptar el contenido a la plataforma correspondiente. "Así se llega a un grupo objetivo más amplio y se puede aumentar aún más el propio alcance", destaca.

Kaminski, por el contrario, aconseja concentrarse en un solo canal. "Sobre todo al principio, para no empantanarse", aclara.

¿Y cómo funciona entonces lo de ganar dinero? "Al principio no funciona para nada, porque se necesita tiempo hasta obtener seguidores y viralizar el contenido", señala Kaminski.

Recién cuando se tienen varios miles de seguidores, un blog puede ser tan atractivo para que un proveedor comercial coloque un anuncio con productos y le pague al bloguero por ello.

"Por cada 100.000 seguidores, un creador de contenidos puede ganar unos 5.000 euros (5.400 dólares) por un contrato de publicidad", revela el especialista en marketing digital.

En principio, no hay un límite máximo de ingresos. Es sobre todo una cuestión de negociación. Además de la colocación de productos, en el blog son posibles los enlaces afiliados, los anuncios de banner o las cooperaciones con marcas e incluso los patrocinios de canales.

Riechel también menciona el apoyo directo de los seguidores en forma de donaciones o a través de las funciones de pago de las plataformas.

Sin embargo, advierte que la mayoría de los creadores de contenidos no ganan dinero. Para muchas personas trabajar como creador de contenidos es una actividad secundaria. Según Kaminski, el promedio de ingresos es 200 a 300 euros al mes.

"Solo unos pocos generan un alcance lo suficientemente alto como para poder vivir de esta actividad", aclara.

De todos modos, a menudo hay otro factor que suele ser decisivo. "Muchos creadores de contenido exitosos insisten en que el aspecto financiero no debe ser el principal factor de motivación a la hora de crear sus canales", precisa Riechel.

En ese sentido, el experto concluye que es más importante divertirse en el trabajo y seguir siendo auténtico.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.