Ganancias: Wolff pide a Massa cambiar la sesión del sábado por las Pascuas Judías

·2  min de lectura
El diputado Waldo Wolff denunció a Víctor Hugo Morales en el Inadi "por sus expresiones judeofóbicas"
Archivo

Por el comienzo de las Pascuas Judías, el diputado nacional del PRO, Waldo Ezequiel Wolff solicitó al presidente de la Cámara baja, Sergio Massa que “revea” la fecha de la sesión dispuesta para el sábado 27 de marzo para tratar las modificaciones al proyecto del Impuesto a las Ganancias.

En la misiva, enviada a Massa, el diputado detalla que el mismo sábado en que se desarrolla la sesión comienza la celebración de la Pascua Judía, con salida la primera estrella. “Por el modo de vivenciar mi religión, sería un hipócrita si le dijera que ese día dejo de hacer mis actividades convencionales, y en especial porque desde que me desempeño como diputado de la Nación siempre subordino mis obligaciones en función de la prioridad que le doy al cargo que intento honrar con mi accionar. También debo decirle que, como tantos que profesamos la religión judía, ese día es de preparación para la noche y solemos asistir al servicio religioso en el cual se rememora la salida de la esclavitud de Egipto y que, en mi caso particular, me traslado con tiempo hacia un encuentro familiar lejos de mi lugar de residencia”, expuso Wolff.

Impuesto a las Ganancias: convocan a una sesión especial este sábado para tratar la reforma

El diputado, que integra el interbloque de Juntos por el Cambio, atribuye la decisión de sesionar en las pascuas hebreas a un “descuido o una falta de respeto”, que descuenta “involuntaria” y endilga al “desconocimiento”. “Me pregunto si haríamos una sesión un Jueves Santo o un Día de la Virgen. Tampoco estaría de acuerdo en desarrollarla esos días”, agregó.

Finalmente el diputado le solicita a Massa que por “respeto” revea la fecha de la sesión, de lo contrario aseguró que adecuará sus compromisos religiosos y familiares y concurrirá igualmente a la Cámara. “Yo asistiré y adecuaré mis compromisos familiares y religiosos a la citada sesión, sin pedir ningún privilegio tal como asistencia remota”, concluye la carta.

Si el proyecto de modificación de ganancias se convierte en ley, quedarían exentos de pagar el tributo aquellos que perciben menos de 150.000 pesos brutos por mes y tampoco abonarían los jubilados y pensionados que cobran hasta ocho haberes mínimos, que equivalen a 152.280 pesos. Es una de las iniciativas a las que el oficialismo apuesta no solo para aliviar el bolsillo de la clase media, sino también para capitalizar políticamente. Se estima que beneficiaría a 1.267.000 trabajadores y jubilados.

La decisión de sesionar el sábado próximo fue definida por un pedido del Frente de Todos y de los bloques de la oposición, sin incluir a Juntos por el Cambio, para que así llegue al Senado la semana próxima.