Pemex asegura pago de deuda hasta 2024 para garantizar cambio de gerencia sin complicación

Ciudad de México, 27 oct (EFE).- Petróleos Mexicanos (Pemex) renegocia un combo de líneas de crédito denominado "Jumbo Deal", por 9.500 millones de dólares, para mitigar el escenario político por las próximas elecciones en Estados Unidos y México, mientras asegura pagos a proveedores y deuda financiera en 2023 y 2024 para garantizar un cambio de gerencia "sin complicaciones".

"Pemex se encuentra en proceso de negociar un combo de líneas de crédito al que hemos denominado 'Jumbo Deal'", informó Carlos Cortez, director de Finanzas de Pemex.

El directivo señaló que el "Jumbo Deal" está compuesto por un préstamo a plazo de 2.500 millones de dólares y una línea revolvente a cargo de Pemex por 5.500 millones de dólares, que vence en junio de 2024.

Además, incluye una segunda línea revolvente para la filial de PMI Comercio Internacional de Pemex por 1.500 millones de dólares, con vigor hasta el próximo diciembre de 2023.

"Por muchos motivos decidimos adelantar las gestiones para la renovación de este combo, principalmente tomando en cuenta las potenciales condiciones de volatilidad que podrían traer consigo el escenario que se anticipa de elecciones presidenciales en Norteamérica, particularmente en México y en Estados Unidos", explicó Cortez.

El director de Finanzas de Pemex detalló que se tiene como meta alcanzar este nuevo arreglo para mediados del próximo mes de noviembre, previo al vencimiento más cercano de PMI en los primeros días del próximo mes de diciembre.

Alberto Jiménez, gerente de Financiamientos e Inversiones de Pemex detalló que la deuda de corto plazo de la estatal mexicana asciende a los 31.413 millones de dólares al tercer trimestre de 2023, de los cuales 15,2 millones de dólares corresponden a amortizaciones de septiembre y agosto de este año.

Además de 800.000 dólares correspondientes a cadenas productivas y factoraje y 9,5 millones de dólares por revolventes, monto que busca refinanciar en el “Jumbo Deal”.

Así como 4,7 millones de dólares por concepto de monetización de bonos del Gobierno mexicano y 1,23 millones de dólares correspondientes a intereses devengados.

Estrategias para pagos

En tanto, Pemex informó que, aunque se deben cerca de 17.000 millones de dólares a proveedores y contratistas, el flujo de pagos continuará e implementará estrategias para acelerar los pagos pendientes.

Cortez precisó que, aunque el monto pareciera alto, también estima contratos que no necesariamente representan obligaciones constitutivas de pago inmediatas.

Dijo que Pemex ha desembolsado ya casi 300.000 millones de pesos (16.483 millones de dólares) en lo que va del 2023 y recordó que en 2022 se pagó a proveedores 445.148 millones de pesos (24.458 millones de dólares).

"Nos hemos trazado el propósito de que en los próximos meses podamos abatir de manera considerable el rezago que se trae, en atención a algunos adeudos vencidos y en un esfuerzo superior de que, a la vista de un cierre próximo de administración, hablando coloquialmente, entreguemos cuentas claras y que eso no represente ninguna complicación ni ningún tema”, insistió.

También recordó que el Congreso mexicano ha reducido su tasa impositiva de derecho de utilidad compartida (DUC) que paga por cada barril de crudo extraído de 65 % al 40 % en 2022 y 2023 y que se reducirá hasta un 30 % en 2024, con la aprobación del más paquete económico de México para el año entrante.

Asimismo, el apoyo presupuestal que otorgará el Gobierno mexicano por 145.000 millones de pesos (7.967 millones de dólares), que en conjunto con la reducción del impuesto DUC, le permitirá el pago de su deuda en 2024, y aclaró que en 2023 se cubrirán pagos a deuda financiera por 1,5 millones de dólares.

(c) Agencia EFE