Ganancias: con poco margen para debatir en extraordinarias, el oficialismo apunta a aprobar el proyecto en marzo

Santiago Dapelo
·4  min de lectura

Con escaso margen para colar el proyecto de ley para que menos trabajadores paguen el Impuesto a las Ganancias en las sesiones las extraordinarias, el oficialismo se prepara para avanzar con la iniciativa a partir del 1 de marzo, cuando se ponga en marcha el año legislativo.

En un último intento por evitar esa demora, ayer el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, anunció que el Gobierno habilitará la próxima semana el tratamiento del proyecto al enviar al Congreso una ampliación del temario de las sesiones extraordinarias, que concluyen el 28 de febrero.

El proyecto que presentó el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que propone elevar el piso a partir de cual se paga de 74.810 a 150.000 pesos brutos para los trabajadores en relación de dependencia, cuenta con el respaldo de la oposición y podría aprobarse el próximo mes, según confiaron a LA NACION fuentes involucradas en la estrategia parlamentaria.

Para evitar dilaciones, Massa ya tiene decidido girar el proyecto a las comisiones informativas para acelerar el trámite de la decisión que beneficiará a 1.267.000 trabajadores y jubilados, que dejarían de pagar el impuesto.

Cristina Kirchner, Alberto Fernández y Sergio Massa
Fuente: Archivo - Crédito: Fabián Marelli / LA NACION

La medida, que se consensuó en la mesa política que integra Massa con el presidente Alberto Fernández; Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo De Pedro, y el jefe del bloque en la Cámara baja del Frente de Todos, Máximo Kirchner, es un gesto para la clase media con el objetivo de recuperar el poder de compra tras el impacto de la crisis económica y en el comienzo del año electoral.

Y es parte de la estrategia que tiene como meta ganar la agenda de centro con temas positivos. En esta línea también se enmarcan las conversaciones con empresarios y sindicalistas que puso en marcha la Casa Rosada en los últimos días.

De esto hablará el Presidente en su discurso ante la Asamblea Legislativa -ya comenzaron los arreglos para ordenar el escenario, donde, según anticiparon fuentes de la organización, estarán presentes los presidentes de bloque y autoridades de las cámaras, y no habrá invitados- en donde expondrá los principales lineamientos para el segundo año de su gestión.

Mientras aún se debate sobre el futuro de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), el Frente de Todos comenzó a desplegar el plan para llegar a las elecciones en otro escenario. "Nosotros tenemos que hacer crecer la economía y vacunar. La recuperación se va a sentir en el bolsillo de la gente", explicó un hombre de la mesa chica del Presidente.

El último lunes el Frente de Todos presentó el proyecto de ley eximir del pago del Impuesto a las Ganancias a los trabajadores que perciban hasta $150.000, cifra que se actualizará una vez al año según la variación que haya tenido la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte). En diciembre del año pasado el impuesto afectó a 2,3 millones de personas, lo que representa el 25,6% del total de empleados en relación de dependencia. Ahora, solo impactará en el 10%.

Massa
Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo

"La recuperación del ingreso es clave para el crecimiento de la economía este año", dijo Massa. Y agregó: "Debemos tener un sistema tributario más progresivo. Hoy paga más en proporción a su ingreso de ganancias una enfermera o un barrendero que una empresa minera o un bingo".

La decisión tendrá un impacto en las arcas públicas de $40.000 millones este año, aunque se estima que buena parte de eso se recuperará a través de los impuestos al consumo. "Las elecciones se ganan con dólares en el Banco Central y pesos en la calle. El objetivo es fortalecer el ingreso", graficó en clave política un hombre de diálogo permanente con el Presidente.

Además, el proyecto de ley prevé que tampoco paguen el impuesto los jubilados y pensionados que cobran hasta ocho haberes mínimos. Como ahora se encuentra en 19.035 pesos, equivaldría a 152.280.

En paralelo, en el oficialismo, según contó Massa, trabaja en un proyecto que tiene en cuenta a trabajadores autónomos y monotributistas.

La decisión de que fuera Massa el vocero y protagonista de la medida se tomó en la mesa chica política, en la última reunión semanal. La razón fue simple: "Es una reivindicación para Sergio", dijo un estrecho colaborador de Alberto Fernández. Es que, en 2017, Massa intentó forzar el debate con un proyecto similar y chocó contra el gobierno del entonces presidente Mauricio Macri, que lo descalificó son el sobrenombre de "ventajita". Algo que el presidente de la Cámara baja no olvida.