Las ganancias de ExxonMobil y Chevron se disparan en medio de precios récord de la gasolina

·3  min de lectura
Inflación de los consumidores (Un cliente carga gasolina en una gasolinera Exxon el 10 de mayo de 2022, en Miami, Florida)
Inflación de los consumidores (Un cliente carga gasolina en una gasolinera Exxon el 10 de mayo de 2022, en Miami, Florida)

ExxonMobil y Chevron reportaron un enorme salto en sus ganancias, mientras los estadounidenses luchan con los precios récord de la gasolina en las gasolineras.

Exxon reportó ganancias en el segundo trimestre de US$17,6 mil millones - casi el doble de su primer trimestre. Un aumento del 273 por ciento respecto al mismo periodo de 2021.

Chevron ganó US$11.400 millones, un 74 por ciento más que en el primer trimestre de 2022, y un 247 por ciento más que en el mismo trimestre del año pasado.

Shell también reportó ganancias récord de US$11.500 millones, lo que duplica con creces las ganancias de US$5.500 millones de abril-junio de 2021. Una cantidad que aumentó respecto a los US$9.100 millones del primer trimestre de 2022.

“Las ganancias y el flujo de caja se beneficiaron del aumento de la producción, las mayores realizaciones y el estricto control de los precios”, señaló Darren Woods, presidente y director ejecutivo de Exxon, en un comunicado.

“Los sólidos resultados del segundo trimestre reflejan nuestro enfoque en los fundamentos y las inversiones que pusimos en marcha hace varios años y que mantuvimos durante las profundidades de la pandemia”.

Exxon, con sede en Irving (Texas), aumentó su producción de petróleo y gas mientras los precios del crudo rondaban los US$100 por barril. Los ingresos de Exxon se dispararon hasta los US$115.680 millones, frente a los US$67.740 millones del mismo trimestre del año anterior.

“Exxon ha ganado más dinero que Dios este año”, señaló el presidente Joe Biden en la Casa Blanca el mes pasado.

Mientras tanto, las familias se enfrentan a una crisis del precio de la vida por las necesidades básicas. Los precios de la gasolina se han disparado en EE.UU. este año, con una media de US$4,26 por galón. Los elevados precios de la energía se están extendiendo a toda la economía, lo que aumenta los precios en general.

Parte de la razón por la que los precios del gas en EE.UU. están tan altos es que hay menos refinerías operando en EE.UU. que antes de la pandemia, por lo que la producción se ha reducido.

La guerra en Ucrania y las subsiguientes sanciones contra Rusia, uno de los principales proveedores de gas, también han hecho saltar los precios en el sector del gas fósil (natural) y del GNL (gas natural licuado).

La competencia por la reducción del suministro de GNL, especialmente en Europa, que depende en gran medida del gas ruso, también ha hecho subir el precio.

Además de los ejecutivos de las petroleras, los accionistas también se beneficiaron de los altos precios de la energía durante el trimestre. Exxon ganó US$4,21por acción, lo que supera las expectativas de los analistas de US$4,02 dólares por acción, según los analistas encuestados por Factset. Chevron ganó US$5,95 por acción, para supear las expectativas de los analistas de US$5,16 por acción.

Las acciones de ambas empresas subieron otro 3 por ciento antes de la apertura de Wall Street el viernes.

AP contribuyó a este reporte

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.