¿Cómo ganó Obama la batalla por la reelección?

Más destacado

Barack Obama superó varios obstáculos para triunfar en las elecciones del martes pese a la difícil situación de la economía estadounidense, apoyado en una campaña realizada durante meses por un equipo altamente efectivo, que tuvo su recompensa.

A continuación presentamos algunos puntos clave que permitieron al presidente saliente obtener un segundo mandato al frente de la Casa Blanca.

+El freno de la crisis económica

La economía, aunque creciendo a media máquina y con una alta tasa de desempleo, no estaban en una situación tan mala como para hacer perder a Obama, quien finalmente pareció verse recompensado por frenar la peor crisis que enfrentó el país desde la década de 1930.

Cuando llegó al Salón Oval en enero de 2009, en el país se perdían 700.000 empleos por mes. Incluso si los estadounidenses todavía no están satisfechos con la situación económica, los sondeos a boca de urna indican que consideran al predecesor de Obama, George W. Bush, igualmente responsable de la situación.

Obama ha enfrentado una tasa de desempleo catastrófica, lo que ilustra las dificultades de la economía para recuperarse. Sin embargo, en los últimos meses la cifra se redujo por debajo de la barra psicológica del 8%.

La confianza de los consumidores ha mejorado y un cierto optimismo comenzó a invadir los mercados, mientras que los precios de las viviendas comenzaron a subir lentamente.

Obama también contó con el valioso apoyo del expresidente Bill Clinton, quien dio vuelta la página y lo respaldó tras la derrota de su esposa, Hillary Clinton frente a Obama en las elecciones primarias de los demócratas en 2008.

Asociado en el espíritu de los estadounidenses a un período de gran prosperidad, Clinton a menudo defendió a Obama mejor de lo que lo hizo él mismo.

+ El pasado empresarial de Romney

El equipo de campaña demócrata hizo una apuesta después del triunfo de Mitt Romney en las primarias republicanas: ser negativos. Campañas de publicidad violentas describieron a Romney como un buitre de las finanzas que compraba y vendía empresas para su beneficio personal a costa de los trabajadores que eran enviados al seguro de paro.

La defensa hecha por Mitt Romney sin mucha convicción de su pasado como empresario y varias metidas de pata sucesivas no lo beneficiaron. El daño ya estaba hecho antes de su excelente desempeño en el primer debate presidencial del 3 de octubre.

+ La muerte de bin Laden

El asalto del comando especial de operaciones Navy Seals que logró eliminar a Osama bin Laden en mayo de 2011 no logró por sí solo que Obama ganara la reelección. Sin embargo, el presidente logró reforzar su imagen de comandante en jefe inflexible, al mismo tiempo que respondía a los ataques de los republicanos que acusaban a los demócratas de ser demasiado blandos en cuestiones de seguridad nacional.

El prestigio logrado por Obama con la operación en Pakistán así como por los drones enviados contra los principales sospechosos de terrorismo, le permitieron anotarse algunos puntos y posicionarse antes del ataque al consulado estadounidense en Bengasi (Libia), que podría haberle costado muy caro.

+La maquinaria detrás de Obama

Por segunda vez, el equipo de campaña de Obama ha reinventado la manera de ganar una elección presidencial. En 2008, sus partidarios, encabezados por David Plouffe, lograron vencer a la pareja Clinton en las primarias demócratas.

En ese entonces, también lograron que Obama ganara las presidenciales pese a la mala situación económica y la oposición feroz de los republicanos.

En octubre de 2011, los colaboradores insistieron ante los periodistas cautelosos, que Obama ganaría la reelección pese a un retroceso registrado unos meses antes durante las elecciones al Congreso que se realizaron a mitad del mandato.

La estrategia fue posicionar a Obama como un defensor de la clase media en contraste a su adversario, un hombre de negocios rico alejado de la realidad de la mayoría de los estadounidenses.

El equipo demócrata se apoyó en los jóvenes, los latinos, los negros y los profesionales de la clase media blanca, igual que en 2008. Los republicanos, que se burlaron de la estrategia, se equivocaban.

Según las encuestas a boca de urna, el 93% de los negros y el 69% de los hispanos votaron por Obama. Por último, como se esperaba, el presidente tuvo un gran éxito entre las mujeres solteras, que votaron en un 68% en su favor.

Barack Obama superó varios obstáculos para triunfar en las elecciones del martes pese a la difícil situación de la economía estadounidense, apoyado en una campaña realizada durante meses por un equipo altamente efectivo, que tuvo su recompensa.

Resumen de la elección presidencial con resultados definitivos mapas y retratos (210 x 286 mm)

El Obama de Michelle (Duración: 00:01:33).

Cargando...