Galicia, la región de España donde ofrecen becas a argentinos y existen oportunidades de trabajo

Natalia Romero, de 37 años, fue a probar suerte a La Coruña junto a su pareja, Cristian Santamaría
Natalia Romero, de 37 años, fue a probar suerte a La Coruña junto a su pareja, Cristian Santamaría - Créditos: @gentileza

“Generalmente los argentinos eligen para migrar Madrid y Barcelona, porque son las principales ciudades de España. Otros llegan a Málaga y Valencia por el clima que tienen. Pero no prestan atención a un tema muy importante: estos lugares son los que tienen alto índice de paro [como le dicen en España a la desocupación]”, resume Gabriela Colombo, una argentina de 56 años que vive en La Coruña, en la comunidad autónoma de Galicia, hace 20 años.

Esta emigrante argentina explica que donde se necesitan más empleados es en la zona norte de España y en los lugares industrializados. “En Galicia muchas empresas viven de Inditex, que es la fábrica de la ropa de Zara. En La Coruña también hay muchas empresas de aluminio y hay una cervecera. En Bilbao hay una fábrica de baterías muy grande, y además se busca mano de obra para la pesca. Por otro lado, hay mucha demanda de profesionales del sector informático y también se necesitan médicos. Mientras que en los lugares turísticos se necesitan camareros, personal de limpieza para los hoteles y personal para otros servicios relacionados con este sector”, detalla.

Además, según Colombo, se necesitan mecánicos y personas en varios servicios relacionados con la construcción como soldadores y albañiles. “Médicos y personal sanitario también es demandado y encuentra trabajo rápido cuando viene a España, pero deben tener en cuenta que es necesario homologar su título para poder ejercer acá”, aclara.

Gabriela Colombo vive en La Coruña desde hace 20 años
Gabriela Colombo vive en La Coruña desde hace 20 años - Créditos: @Gentileza

Otra forma de migrar para los argentinos que tienen pasaporte español es aplicar a las becas que ofrecen algunas comunas como Galicia. Eso sí, hay requisitos que cumplir: para aplicar al programa de becas gallego deben tener menos de 40 años, ser profesionales con título de grado y ser de Galicia o ser descendientes de gallegos.

Natalia Romero, de 37 años, justamente fue una de las beneficiaras de esta beca. Ella vivía en la Argentina y tenía un buen trabajo, pero en 2020 consiguió una beca para hacer un posgrado en Galicia y decidió junto a su pareja, Cristian Santamaría, probar suerte en La Coruña, España. “Conocí este país en 2018 cuando vinimos de vacaciones con mi pareja y nos enamoramos de España. Empecé a buscar formas para migrar y así fue como me enteré de estas becas. La idea de esta iniciativa es atraer y repatriar a talentos para que vuelvan a Galicia, tanto los nacidos acá como sus descendientes”, explica Andrea.

Ella trabajaba en una cervecera en zona sur, y con esta beca hizo un máster en Dirección Integral de Proyectos y hoy tiene un trabajo similar al que tenía en la Argentina, pero allá. “Podía elegir entre La Coruña, Vigo, Santiago de Compostela y Pontevedra. Elegí esta ciudad porque no la conocía. Terminé de estudiar en nueve meses, pero antes de finalizarlo ya me contactó una de las cerveceras más importantes de España para contratarme. Acepté el trabajo, pero tuve que mudarme a una pequeña ciudad llamada Cuenca. Hoy vivo a 25 minutos de la planta, en un pueblo que se llama Priego, de 900 habitantes”, relata.

El Faro de Cabo Home forma parte de la ruta del los faros y tiene una de las vistas más atractivas de Galicia.
El Faro de Cabo Home en Pontevedra

“Beca de Excelencia. Juventud Exterior. Máster” o la beca BEME que ofrece de Galicia tendrá una nueva edición en 2023. Los interesados pueden aplicar desde febrero hasta abril. Este año se ofrecen más de 250 becas y más de 90 maestrías en tres universidades de esta zona.

“Esta beca es una puerta de entrada para conocer otros lugares y otras costumbres. Lo que recomiendo es venir con dinero para no estar desesperados si no consiguen trabajo. Eso les permitirá esperar hasta que llegue la propuesta que desean”, aconseja Romero.

Aunque tanto Gabriela como Natalia decidieron desembarcar en la Coruña, las razones fueron diferentes.

Un nuevo camino

Pablo, marido de Gabriela e hijos de gallegos, se enteró unos días antes de que se instaurara el “corralito” en 2001 (la restricción de retiro de efectivo de los bancos impuesta por el Gobierno de Fernando de la Rúa) que el banco en el que trabajaba iba a dejar de tener presencia en la Argentina. “Él siempre quiso migrar a España y ese fue el puntapié para iniciar este camino. Me dijo: ‘Acá no empiezo de nuevo’. Mi padre también me impulsó a tomar esta decisión. Así fue como comenzamos a prepararnos para irnos de la Argentina”, recuerda.

En abril de 2002 cerró el banco y Pablo viajó a Europa solo, para instalarse y encontrar trabajo. Unos meses más tarde partió a su encuentro Gabriela con sus tres hijos, que por aquel entonces tenían 2, 4 y 6 años. “El 7 de julio de 2002 llegamos a Galicia. Pablo había conseguido trabajo en La Coruña y sigo acá 20 años después. En Galicia dicen que la Argentina es la quinta provincia gallega porque se identifican mucho con nuestro país debido a la gran masa inmigratoria de gallegos que fueron hacia allá”, cuenta.

Gabriela Colombo tiene 56 años
Gabriela Colombo tiene 56 años - Créditos: @Gentileza

Antes de irse, Gabriela trabajaba en medios de comunicación y por eso se sintió tan cómoda en el mundo del callcenter, a tal punto que hizo de ese trabajo su profesión. “Si bien cambié muchas veces de empresa me profesionalicé en el sector de la atención al cliente. Hoy manejo equipos y me encargo de formarlos”, señala.

Esta experta en Atención al cliente cuenta que, cuando los residentes se empadronan en La Coruña, no solo se inscriben por su nacionalidad sino también por el lugar de nacimiento. “Yo, por ejemplo, soy censada como española, pero figura que nací en la Argentina. Eso nos permite visualizar dónde se establecen la mayoría de nuestros compatriotas”, revela. Por eso hay interesantes datos en los censos, que muestran en qué zonas españolas se están incrementando la cantidad de argentinos, con el correr de los años.

Entre los datos más relevantes se observa, en el último censo publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas de España (INE) en 2022, que una de las zonas con mayor cantidad de argentinos es Valencia con 30.780; Málaga con más de 28.000 argentinos; Islas Baleares con 27.953 y Alicante, lugar que tiene más de 20.580 compatriotas, todas por detrás, lógicamente, de Barcelona que tiene más de 68.800 argentinos y Madrid con más de 48.200.

Natalia llegó a Galicia gracias a una beca
Natalia llegó a Galicia gracias a una beca - Créditos: @gentileza

En España hay 96.841 empadronados con nacionalidad argentina y un total de 327.433 empadronados nacidos en la Argentina (que incluyen los anteriores) según datos del INE de junio de 2022. Además, el informe observa que en el último año se sumaron 24.764 compatriotas en este país europeo.

Cuando se le pregunta a Colombo qué es lo bueno de vivir en esa ciudad española, ella no duda: “La libertad que tenemos. Vivimos sin rejas. ¿Lo malo? Tener a tus seres queridos lejos. Que mis hijos no tengan a sus abuelos, ni mis viejos a sus nietos. Además, extraño nuestra pizza, nuestros helados y hasta las facturas”, dice con nostalgia.

“España no es solo Madrid y Barcelona, deben estar abiertos a conocer otras tradiciones y otras comunidades. Es una gran experiencia y no se van a arrepentir. Verán que es un trampolín que les va a permitir alcanzar la vida que quieran, desde vivir tranquilos, hasta conseguir que se valore el trabajo que hacen. Por otro lado, este es un país organizado donde te respetan y se trabaja para vivir, no al revés”, concluye.