Presidente argelino visita a líder del Polisario y agradece su gesto a España

·4  min de lectura

Argel, 2 jun (EFE).- El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboun, visitó hoy el presidente de la República República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y líder del Frente Polisario, Brahim Gali, y agradeció a España el gesto humanitario al acogerle.

En la primera reacción del mandatario argelino desde que en abril estalla la crisis diplomática entre Madrid y Rabat tras el traslado de Gali a un hospital en Logroño (España), el mandatario argelino elogió la decisión del líder del Frente Polisario de responder a los requerimientos de la Justicia española "demostrando que la RASD es una República de Derecho y siempre cumple con la legalidad".

"Agradecemos a España que haya aceptado recibir al presidente", dijo Tebboune, que charló unos minutos con el líder saharaui, del que es amigo personal, y al que preguntó por su estado de salud.

El propio Tebboune estuvo hospitalizado durante tres meses por una infección similar de Covid-19 en Alemania, adonde fue trasladado de forma secreta y con un avión médicalizado el pasado mes de octubre.

El mandatario, cuyo estado de salud se mantuvo igualmente en secreto, regresó brevemente en diciembre para firmar los presupuestos y los documentos relativos a la enmienda de la Constitución que ha promovido, antes de retornar a Alemania para tratar las secuelas que el coranovirus dejó una de sus piernas.

ARROPADO POR LA CÚPULA MILITAR

Tebboune llegó poco antes del mediodía a la clínica militar Ain Naadja, la más prestigiosa de Argel y en la que él mismo estuvo brevemente ingresado antes de ser trasladado a Europa, acompañado por el jefe del Ejército argelino, general Said Chengriha, uno de los hombre más poderosos del país y amigo personal desde hace muchos años del líder del Frente Polisario, que fue también embajador en Argelia.

Una representación que ha sido interpretada con un cerrado respaldo de Argelia al Polisario frente a Marruecos, país con el que el régimen argelino mantiene una ancestral rivalidad por la influencia en el Magreb, en el resto del África Occidental y en el Sahel, territorio con el que comparte una amplia frontera y que es uno de los puntos de mayor interés de Europa por el yihadismo y la migración irregular.

Desde que el pasado 18 de abril un avión argelino trasladara a Gali a España con documentos de identidad de este país, Argelia se había mantenido en silencio, observando la crisis entre España y Argelia, que según expertos locales e internacionales beneficia a los intereses regionales argelinos.

GALI DICE MEJORAR

Durante la visita, difundida por la presidencia argelina a través de sus canales oficiales, el líder del Polisario aseguró estar bien y mejorando.

"Somos militantes en cualquier lugar y cualquier condiciones. Me encuentro en buenas condiciones psicológicas y físicas, ahora que estoy en Argel", señaló.

Por parte saharaui, acompañó al presidente argelino en la visita el exprimer ministro saharaui y embajador en Argel, Abdelkader Taleb Omar.

Gali, que fue ministro de Defensa durante la mayor parte de la guerra con Marruecos y Mauritania (1975-1991) asumió el poder en 2016 tras la muerte del histórico Mohamed Abdelaziz, fundador de la RASD -reconocida por decenas de países y organismos internacionales- y promotor del alto el fuego firmado en 1991 bajo auspicio de la ONU.

El citado pacto, con el que Gali se mostró reticente, incluye la celebración de un referéndum de autodeterminación que no se ha celebrado aún por desavenencias en el censo y los obstáculos de Rabat, que en 2018 anunció que solo está dispuesto a negociar una posible autonomía.

El líder del Polisario regresó a Argelia tras declarar ante el juez español Santiago Pedraz por dos querellas interpuesta contra su persona y otros responsables saharauis por presuntos delitos de lesa humanidad, tortura y represión de opositores saharauis en los campamentos de refugiados.

El togado decidió no imponer medidas cautelares pero pidió a Gali que se mantenga localizable por si el proceso o la Justicia le requieren.

TENSIÓN CRECIENTE

La tensión entre Marruecos y el Frente Polisario aumentó el pasado octubre después de que el Ejército marroquí penetrara en la zona desmilitarizada de Guerguerat, que separa Mauritania de los territorios ocupados por Rabat en la antigua colonia española del Sahara Occidental, para dispersar a un grupo de activistas saharauis que bloqueaban la ruta para denunciar su uso comercial.

Un días después, Gali denunció "la agresión", anunció la ruptura del acuerdo de alto el fuego y ordenó a las fuerzas saharauis emprender acciones de hostigamiento militar contra posiciones marroquíes a lo largo del muro de Seguridad construido en el desierto -el más largo del mundo-.

Desde entonces, el Frente Polisario emite partes diarios de guerra con detalles precisos de las acciones y los lugares en los que han tenido lugar, entre el silencio de Rabat. EFE

no-jm/jrr

(foto) (vídeo)

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.