Galerías y pequeñas tiendas polacas pierden cuota en favor de la franquicia local

·4  min de lectura

Cracovia (Polonia), 4 jul (EFE).- La salida de varias multinacionales del sector de las grandes superficies en Polonia, a la que podría unirse la del grupo francés Carrefour, muestra la reordenación de la distribución comercial en el país, donde desaparecen las tiendas de proximidad y proliferan marcas y franquicias locales.

Con 923 tiendas en todo el país entre grandes superficies y pequeños locales, el gigante francés, que a pesar de alcanzar unas ventas de 2.100 millones de euros sólo consiguió un beneficio de 47 millones en 2019, no ha logrado afianzarse en el mercado polaco, donde el sector de la distribución está reajustándose y la competencia es feroz.

De consumarse su salida, Carrefour seguiría los pasos de la cadena de supermercados británicos Tesco, que comenzó a retirar su inversión de Polonia el año pasado con la venta de 301 de sus tiendas, dos centros de distribución y las oficinas centrales, por 185 millones de euros al grupo danés Salling y redujo su plantilla en 900 trabajadores.

La pandemia de la covid aceleró en 2020 el proceso de transformación que atraviesa el sector de la distribución en Polonia, donde las grandes superficies comerciales y las tiendas de proximidad están sufriendo una crisis que beneficia a las marcas y franquicias locales.

LPP, el mayor grupo textil de Europa Central y del Este, con marcas como Reserved, Cropp y Mohito en su portafolio, anunció el año pasado que se deshacía del 29,5 % de su suelo comercial en Polonia, ubicado sobre todo en grandes superficies comerciales.

Mientras, Empik, la mayor cadena polaca de librerías, papelerías y artículos multimedia, anunció que haría lo propio con el 40 % de la superficie comercial que explota.

Según Krzysztof Poznanski, director del Consejo Polaco de Centros Comerciales, de los 570 establecimientos de este tipo que hay en Polonia unos 270 están en manos de capital extranjero y, o bien han iniciado ya sus planes de retirada, o tienen en marcha planes de reestructuración.

En cuanto al pequeño comercio, en 2020 echaron el cierre hasta 1.800 de las 99.400 tiendas que hay en todo el país, la mayor parte de ellas (1.670) comercios de proximidad con una superficie menor a 40 metros cuadrados, incluidos kioscos.

Al mismo tiempo, el número de establecimientos de tamaño medio (40 a 100 metros cuadrados) se ha multiplicado y en 2020 se abrieron 600 nuevos comercios de este tipo, la mayoría de ellos pertenecientes a cadenas de franquicias polacas como Zabka, cuya red comercial incluye ya más de 7.200 locales en todo el país.

El caso de Zabka es simbólico, pues entre 2007 y 2017, en pleno auge de las galerías comerciales, su modelo de negocio basado en tiendas de tamaño medio parecía estancado y la marca cambió de propietario hasta cuatro veces.

Pero en ese año, Zabka inició un cambio de estrategia que le permitió adaptarse a los nuevos hábitos de consumo polacos: preferencia por productos ecológicos y saludables y una oferta que incluye productos frescos, además de comida preparada y aperitivos.

Hoy, Zabka, cuyo nombre ("ranita", en polaco) se ha convertido en un sinónimo de ´tienda de la esquina´, está presente en 950 poblaciones de todo el país y, según fuentes de la propia empresa, un tercio de la población polaca tiene una de sus tiendas a menos de 300 metros de casa.

Según un estudio publicado en 2020 y llevado a cabo por SW Research para Tesco, más del 60 % de los clientes polacos suelen comprar en tiendas de descuento, pequeños supermercados y tiendas de franquicias como Zabka.

El 61 % de la población compra alimentos todos los días o cada dos días, frente a las nueve visitas mensuales al supermercado que eran la norma en años anteriores.

En el nuevo mapa de la distribución comercial en Polonia hay menos comercios grandes y pequeños y muchos más de tamaño medio.

Se calcula que el 37,6 % de las tiendas de alimentación polacas son pequeños y medianos supermercados.

Pertenecen a marcas como Biedronka (que tiene 3.130 tiendas, incluyendo 121 nuevas aperturas en 2020), Dino (1.532), Lidl (768 locales, 50 de ellos abiertos el año pasado), Netto (383, 14 de ellos nuevos), Kaufland (225 tiendas), Aldi (168 comercios, 10 inaugurados el año pasado), y Auchan (74 locales).

Miguel Ángel Gayo Macías

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.