En la gala del vino chileno, agua y cambio climático están en el punto de mira

Catad'Or World Wine Awards 2022 en Santiago

SANTIAGO, 7 nov (Reuters) - La industria chilena del vino está cada vez más enfocada en cómo adaptarse al cambio climático y a la severa sequía que afecta al país andino hace más de una década, una escasez de agua que ha golpeado a sectores vitales desde la minería hasta la agricultura.

En los Catad'Or World Wine Awards en Santiago, enólogos y expertos de la vitivinicultura local dijeron que los productores se estaban mudando a las lluviosas regiones del sur del país a medida que las áreas centrales se volvían más secas. Otros, construyen embalses para reducir la dependencia de las precipitaciones.

"Es un tema bien complejo. La verdad es que ha sido bien complejo para todas la viñas y de alguna manera yo creo que por eso muchas se han ido moviendo más al sur", dijo Magdalena Villasante de Viña Undurraga, que ganó el premio mayor por su mezcla de Syrah Carignan Grenache.

Otros 24 vinos de pequeños productores ganaron premios en la gala del sábado y domingo.

Chile es el cuarto mayor exportador de vino del mundo, pero el clima seco ha impulsado cambios en el sector. La tierra para viñedos cayó casi un 4% en los cinco años hasta 2020 y sólo en la Región Metropolitana de Santiago, en la zona central del país muy afectada por la sequía, experimentó una disminución de casi el 14%, según datos oficiales.

Villasante dice que aunque las vides pueden ir adaptándose a la escasez de agua, la industria lleva adelante otras iniciativas para enfrentar la nueva realidad, como construir embalses. "De alguna manera así se va subsistiendo y pudiendo tener vino de buena calidad. Pero es un tema que a todas las viñas nos preocupa".

La vecina Argentina, famosa por sus vinos Malbec cultivados en los faldeos de los Andes, ha estado lidiando con la sequía y las heladas que han afectado a los productores este año, mientras que a principios de 2022 una bodega mexicana se enfrentó a una pandilla local por el uso del agua.

Sergio Rojas, director nacional del Instituto de Desarrollo Agropecuario de Chile (INDAP), dice que el gobierno está trabajando con pequeños agricultores para mejorar la calidad del vino y crear técnicas y herramientas para ayudar a reducir el impacto de la sequía.

"Quizás veamos vinos en Aysén y veamos vinos de Magallanes (en el extremo sur del país) también con el cambio climático a futuro. Entonces es una herramienta que tenemos hoy disponible para fortalecer la producción, diversificar", declaró.

(Reporte de Alexander Villegas, editado en español por Daniela Desantis)