Gaby López cierra con 3 birdies y gana el Dana Open

·2  min de lectura
DEP-GLF LPGA-DANA OPEN (AP)
DEP-GLF LPGA-DANA OPEN (AP)

La mexicana Gaby López remontó de cuatro golpes de desventaja el domingo y cerró hilando tres birdies para firmar ronda de 63, 8 bajo par, y ganó por un golpe de diferencia el Dana Open.

López terminó su gran cierre con un putt desde 12 pies en el hoyo 18, de par 5, en Highland Meadow, para celebrar con una serie de choque de puños, sabiendo que le aseguraba una diferencia de un golpe por delante de Megan Khang.

Todo lo que quedaba por esperar para la mexicana de 28 años era esperar si alguien la pudiera alcanzar.

Nadie se le acercó y López consiguió la tercera victoria de su carrera en el Tour LPGA y la primera desde el Torneo de Campeonas con el que inició la temporada 2020.

“Sabía que tenía que conseguirlo porque Megan iba a hacer lo propio”, dijo López. “Entrené exactamente para este momento e hicimos el trabajo”.

Khang, quien realizó 29 golpes en los primeros 9 hoyos en un campo blando por la lluvia, cerró con 64.

Lucy Li, californiana de 19 años que inició la última ronda con una ventaja de un golpe, batalló para realizar birdies. Sus esperanzas efectivamente terminaron cuando se fue a un bunker en el fairway del hoyo 16, se quedó corta del green y falló un putt corto para salvar par.

Li consiguió birdie en el 18 para cerrar con 70 golpes y empatar en el cuarto sitio. Ya había asegurado su tarjeta del LPGA Tour para la siguiente temporada en el Tour Epson. Li empató en noveno lugar la semana pasada en Canadá para meterse al Dana Open y ahora es elegible para participar en el evento de Cincinnati de la LPGA la próxima semana.

“Ayer estaba un poco nerviosa en los primeros hoyos. Hoy realmente no sentí nervios para nada, así que definitivamente fue bueno”, dijo Li.

Li tuvo un birdie y 14 pares mientras López y Khang tomaron el control en Highland Meadow.

Para López, fue cuestión de no tratar de pensar demasiado en cada tiro, lo que la puso en una cómoda posición mental en un día en que al inicio tenía a 10 jugadoras delante de ella.

“Esto va a sonar un poco loco, pero hoy se sintió más como una ronda de viernes”, dijo López. “Teniendo ese silencio es en lo que hemos trabajado, y dio resultado”.

“Tuve dudas, pero mi caddie dijo, ‘Seguiremos haciendo lo mismo. Definitivamente está funcionando, y nos vamos a comprometer a hacerlo hasta el último hoyo y ver qué pasa’. Si piensas solo en el presente, ahí es cuando la magia sucede”, dijo López.