Gabriela Cerruti, sobre Venezuela: “No es que nos parece todo bien lo que está sucediendo, pero mucho menos nos parece todo mal”

Conferencia de prensa de Gabriela Cerruti
La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti - Créditos: @Presidencia

Un día después de que el mandatario venezolano Nicolás Maduro confirmara su visita a la Argentina la semana entrante para la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, habló sobre la situación en Venezuela. “No es que nos parece todo bien lo que está sucediendo, pero mucho menos nos parece todo mal”, sostuvo y remarcó que, a pesar de mantener conversaciones, el Gobierno no dejó de condenar oportunamente las violaciones a los derechos humanos denunciadas en ese país.

En diálogo con El Destape, la funcionaria evaluó: “La Argentina cuando tuvo que condenar en la ONU las violaciones a DD.HH. en determinados lugares y sectores, lo hizo; ayudó a que Michelle Bachelet y que la oficina de DD.HH. estuviera en Caracas y pudiera hacer allí su informe, pero todo eso manteniendo conversaciones con el presidente elegido democráticamente en Venezuela”.

Tras ello, agregó respecto del contexto en ese país: “No es que nos parece todo bien lo que está sucediendo, pero mucho menos nos parece todo mal. Venezuela es un país que ha estado bajo asedio en los últimos años, donde han llegado a hacer cosas absurdas. La Argentina también -bajo la presidencia de [Mauricio] Macri, y junto a otros países liderados por [Donald] Trump en EE.UU.-, como reconocer a un señor de la oposición que se paró en una plaza y dijo ser el presidente y de repente otros países empezaron a reconocerlo”.

Con relación a su última frase, en la que aludió al exdiputado opositor Juan Guaidó, insistió: “Tratemos de trasladar las cosas a la Argentina para entender de qué estamos hablando. Guaidó es un señor que un día se paró en una plaza, dijo ‘soy presidente’ y fue reconocido por una cantidad de naciones. Si eso no es un golpe, ¿qué es un golpe?”.

“En ese contexto, bajo el asedio y embargo a Venezuela, la Argentina es parte del concierto de naciones democráticas que trata de aportar a las soluciones, que trata de discutir en foros internacionales lo que hay que discutir y que por supuesto va a recibir a uno de los presidentes que cada país elige democráticamente para llevar adelante las charlas y discusiones que haya que llevar adelante”, continuó.

Consultada respecto de las críticas de la oposición al Gobierno por la invitación a Maduro, pero también a Miguel Díaz-Canel (Cuba) y a Daniel Ortega (Nicaragua), Cerruti dijo: “Creo que la oposición no sabe de qué disfrazarse. Los escucho a [Mauricio] Macri y a [Horacio Rodríguez] Larreta hablar del aislamiento argentino del mundo y la verdad es que la Argentina ha tenido presencia internacional con la presidencia de Alberto Fernández en el G-20, en el G-7 en la Celac, en la presidencia pro témpore del Mercosur y en reuniones permanentes con todos los líderes”.

Respecto de la agenda internacional que tendrá el líder del Ejecutivo la próxima semana, la portavoz indicó que, además de un encuentro bilateral con Luiz Inácio Lula da Silva, Alberto Fernández transitará “jornadas muy importantes” en las que no solo tendrá otras reuniones, sino que varios de los presidentes que estarán de visita en el país harán lo propio. “El miércoles [el mandatario] tendrá bilaterales con Díaz-Canel, el presidente de Haití y otros que en este momento están organizando su agenda. El lunes es todo Lula, el martes todo Celac y el miércoles las bilaterales”, detalló.

“Me gustaría ver un Congreso funcionando”

En otro tramo de la nota, a Cerruti le preguntaron por el avance en el Congreso del juicio político que impulsa el Gobierno contra la Corte y en particular sobre la posibilidad de que Fernández use DNU para conseguir la aprobación de “determinadas cuestiones” a nivel parlamentario, por ejemplo “normalizar el Consejo de la Magistratura”. Entonces, contestó: “El Gobierno cree que hay posibilidad de conseguir acuerdos políticos en el Congreso, que es el lugar donde esas cosas tienen que discutirse, y que hay que trabajar muy fuertemente en eso”.

Seguidamente, la portavoz remarcó que “hay una cantidad de temas judiciales” que están en el Parlamento desde hace tiempo para cuya aprobación es necesario “construir las mayorías”. “Las mayorías se construyen con la unidad de la propia fuerza política y después con la posibilidad de que ese núcleo sea capaz de ampliarse (...) No es imposible construir mayorías en el Congreso”, enfatizó.

Lo que no podemos hacer es decir ‘no va a salir nada en el Congreso armemos por decreto’”, añadió.

De esta forma, se distanció de posturas más radicales como la del gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, quien días atrás le pidió a Alberto Fernández que amplíe la Corte Suprema y reforme el Consejo de la Magistratura por decreto.