Gabriel Deck ya sorprende con algunos números, pero Oklahoma City Thunder sufrió una paliza histórica en la NBA contra Indiana Pacers

·2  min de lectura
Gabriel Deck lanza frente a la marca de Justin Holiday; el santiagueño empezó bien el partido pero luego se desdibujó, en una derrota descomunal de Oklahoma City Thunder a manos de Indiana Pacers.
Sue Ogrocki

Un carrusel de sensaciones es este amanecer de Gabriel Deck en la NBA. Las impresiones de un ambiente nuevo para él, que siempre quiso habitar, se mezclan con lo que le producen sus actuaciones individuales y los desempeños de su equipo. Él alterna aciertos y yerros; Oklahoma City Thunder no mezcla: todo viene siendo derrota más derrota. Y algunas, abultadas.

Como la de este sábado, en el propio Chesapeake Energy Arena, donde OKC fue vapuleado por Indiana Pacers con un 152 a 95. Cincuenta y siete tantos de diferencia, que llegaron a ser 67 en algún momento del juego. No por nada el conjunto dirigido por Mark Daigneault, superpoblado de jóvenes y vacío de figuras, está 13º en la Conferencia del Oeste de la NBA y perdió 16 de sus últimos 17 compromisos. En total, acumula 21 triunfos y 43 reveses (32,8% de eficacia), gracias a un comienzo de temporada que fue mucho mejor que este presente.

Deck. La sensación del estreno, lo que debe mejorar y el deseo a largo plazo

En ese contexto, Deck aporta aire fresco, aunque todavía debe calibrar la mira. En su segundo encuentro en la NBA, el santiagueño fijó una marca impensada: con 10, resultó el máximo rebotero del conjunto azul. Además, hizo 8 puntos, 2 asistencias y 1 robo, más 1 pérdida, en 23 minutos. El tiempo de participación es relativo: en caídas tan amplias, los suplentes juegan más en la segunda mitad.

Rebote, crossover y bandeja de zurda

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Su inicio de partido fue estupendo, con tres dobles en tres intentos, y todos con cierto lucimiento. El primero resultó excelente: Tortuga tomó un rebote, llevó la pelota, ya en el perímetro desairó a la marca con un crossover, penetró y definió con una bandeja de zurda (es diestro). Luego anotó con otra bandeja, y al rato, con una fuerte volcada, su primera en la NBA, festejada por los suplentes.

Primera volcada santiagueña en la NBA

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Más tarde se perdió en la confusión general de Oklahoma City. Su estadística de lanzamientos terminó desluciéndose porque el número 6 falló en varios cacheteos al aro en rebotes ofensivos –tiros de baja efectividad– erró dos intentos de triples (lleva 0 de 5 entre ambas actuaciones) y dos de libres. Si hubiera convertido alguno de esos fallos, habría terminado logrando su primer doble-doble (en puntos y rebotes) en la NBA, algo que a su compatriota Facundo Campazzo le tomó 55 partidos.

TV del domingo: los cinco grandes en un día, F. 1 en Portugal y Barça con Messi

La agenda marca que el próximo cotejo de OKC será este domingo, a las 21 de la Argentina, nuevamente como local pero frente a un adversario más difícil: Phoenix Suns (45-18), uno de los dos equipos líderes de la NBA.